Homenaje histórico a los ajedrecistas argentinos y proyecto de ley en puerta

El diputado Daniel Scioli le entregó reconocimientos a los ex campeones mundiales argentinos y a referentes del equipo actual. Impulsa un proyecto de ajedrez educativo que contó con respaldo internacional. 

(Foto: Prensa Diputados)
31 de julio de 2019

En el Salón de los Pasos Perdidos de la Cámara de Diputados se reunió la historia del ajedrez argentino. Faltó Don Miguel Najdorf, Roberto Grau y tantos otros pilares que ya no están, pero sus legados estuvieron presentes, tanto en las charlas en el primer piso de la Cámara de Diputados como en los homenajes recibidos.

El diputado Daniel Scioli entregó reconocimientos a todos los ex campeones mundiales argentinos, quienes por primera vez confluyeron en un mismo encuentro, y los reunió con referentes del equipo actual. Además, presentó el proyecto de Enseñanza del Ajedrez en las Escuelas, que contó con el apoyo del presidente de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) para que sea considerado una materia curricular en la enseñanza inicial, porque “mejora la concentración, estimula la inteligencia emocional, la memoria y a conseguir un mejor rendimiento”.

Como presidente de la Comisión de Deportes de la Cámara Baja, Scioli impulsó la actividad, que tuvo dos objetivos principales: reunir a viejos campeones con el actual equipo argentino y promover al ajedrez como asignatura oficial en los colegios primarios. Por esta última razón fue invitado Arkady Dvorkovich, presidente desde noviembre de la máxima entidad del ajedrez internacional, quien apoyó la moción desde la entidad y celebró que en un país en el que se vivieron Olimpíadas, Torneos de Aspirantes y tantos acontecimientos relacionados al ajedrez, se empiece a pensar en los criterios de enseñanza que fomenta el juego ciencia.

“Estoy convencido de que vamos a lograr este acuerdo en Argentina y en toda la región porque el ajedrez es parte de un desarrollo integral. Por eso también vamos a impulsar poder participar en los Juegos Panamericanos y en todo tipo de torneos, porque también se necesita ampliar la difusión de estas características”, destacó Dvorkovich y pidió “honrar” a Najdorf, considerado el más grande ajedrecista argentino de la historia, y a todos los ajedrecistas del país que son “muy respetados” en todo el mundo.

El proyecto impulsado por el diputado nacional, que es un apasionado del ajedrez desde hace décadas, es apoyado por las 85 federaciones que componen a la Federación Argentina de Ajedrez (FADA) y, además, es similar a uno que ya se implementa en San Luis, donde el deporte cuenta con un alto presupuesto para su desarrollo. “Necesitamos esta Ley Nacional para dar un marco legal a lo que ya sucede en algunas provincias del país. Queremos que el ajedrez sea una materia curricular porque sabemos todos los beneficios que tiene para el que lo practica”, aseguró Pablo Zarnicki, presidente de la Comisión Social de la FIDE, Gran Maestro, ex Campeón Mundial juvenil argentino y co-organizador del encuentro.

Los homenajeados fueron Oscar Panno (campeón mundial juvenil 1953), Carlos Bielicki (campeón mundial juvenil 1959), Marcelo Tempone (campeón mundial cadete 1979), Pablo Zarnicki (campeón mundial juvenil en 1992, y por equipos de menores de 26 años en 1993 y 1997), Alan Pichot (campeón mundial menores de 18 años, 2014), y los campeones mundiales juveniles por equipos Hugo Spangenberg, Ariel Sorín, Jorge Sánchez Almeyra, Diego Adia, Fabián Fiorito, Diego Valerga, Diego Pereyra Arcija, Maximiliano Ginzburg y Lucas Moreda.

Además, fueron reconocidos divulgadores internacionales del Ajedrez como Leontxo García, periodista de El País y principal exponente y conferencista del ajedrez, así como asistió al encuentro y apoyó la iniciativa el director ejecutivo de la FIDE, Victor Bologan, y el presidente de la Federación Argentina de Ajedrez, Mario Petrucci. A su vez, estuvieron presentes y fueron reconocidas Claudia Amura, la mejor ajedrecista  de la historia y Carolina Luján, principales referentes del ajedrez femenino, y el equipo masculino, que cuenta con Sandro Mareco como principal exponente y que está secundado con el propio Alan Pichot, Federico Pérez Ponsa y Carlos Obregón.

“Para nosotros es muy importante este tipo de reconocimientos porque fomenta el crecimiento del deporte. Esto ayuda desde las bases hasta el alto rendimiento y si se logra implementar será muy beneficioso. Fomenta que aparezcan nuevos jugadores, que el país sea más competitivo”, destacó Mareco, quien posee el ELO (sistema de puntuación) más alto de Argentina, que en los próximos meses disputará los torneos más importantes del circuito y que apuesta al crecimiento individual y colectivo. “Busco superar mi máximo ranking que fue 2666 de ELO y será bueno intentarlo en torneos en los que están los mejores del mundo. En cuanto al equipo veo una gran mejora, sobre todo actualmente con Alan Pichot, que subió y se está acercando a 2600 de ranking, algo que muy pocos en el país lo lograron. Las perspectivas son buenas y buscaremos seguir creciendo”, destacó.

“En 1927 se hizo por única vez en el país el Campeonato del Mundo en Argentina. En poco tiempo se cumplirán 100 años. ¿Por qué no pensar que podemos organizarlo otra vez? Hace 22 Olimpíadas que no se hace ninguna en América, creo que tenemos todo como para armarlo en un país con una rica historia en el ajedrez como el nuestro”, explicó Scioli y resaltó que buscan implementar la ley para que el ajedrez continúe ayudando a quienes lo practican, como se demuestra científicamente, a mejorar la concentración, estimular la inteligencia emocional, la memoria y “conseguir mejor rendimiento en matemáticas y lógica”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual