Incrementos de los precios de productos de consumo masivo superan el 100 por ciento

Un relevamiento de Tiempo muestra alzas que hasta triplican la inflación. Aseguran que se debe a posiciones monopólicas. El gobierno no quiere intervenir.
26 de Agosto de 2018

El descontrol de los precios minoristas se encamina a redondear una inflación anual del 40% que, en buena medida, se podría explicar por los aumentos de las industrias que fabrican lo que se vende en el mercado de consumo minorista.

Claro que los comercios, supermercados y mayoristas le ponen la cereza al postre, pero según datos de mercado a los que tuvo acceso Tiempo, en los últimos 12 meses las fábricas remarcaron sus precios hasta un 123 por ciento.

Estos aumentos quedaron muy por encima del magro 20 o 25% que promediaron los aumentos salariales de este año.

Las marcas que aumentan en esos niveles resultan familiares para todos y son las que más presencia tienen en las góndolas de los supermercados. Molinos Río de la Plata duplicó los costos de sus productos más básicos como la harina y los fideos Favorita, que este año llegaron a los comercios con aumentos del 123% y del 120% respectivamente.

A la par, la multinacional Nestlé envió en agosto la sexta lista de aumentos del año. Entre julio de 2017 y agosto de 2018 la empresa subió un 94% el precio de sus cápsulas de café; también aumentó el café Dolca de 170gramos un 58% y el de su tradicional Nesquik de 360gramos un 55% (49% entre enero y agosto).

Por su parte, el establecimiento Las Marías subió un 60% su reconocida yerba Taragüí, el doble de la inflación promedio. Entre enero y julio de este año, esta empresa mandó a los comercios cinco listas con aumentos (9% en febrero, 12 y 8% en mayo, 7% en junio, 9% en julio y otro 9% en agosto) y sus subas  duplicaron la inflación.

Los mayoristas también dieron cuenta del crecimiento de los valores que llegan desde las productoras.

Entre abril y junio Agro Aceitunera aumentó un 16%, Melvil, 42%; Kimberley (papeles higiénicos y rollos de cocina), 29%; Kimberley pañales y toallas femeninas, 16%; Café Cabrales, un 27%; Unilever, 24% en perfumería, 23% en alimentos, 20 en catering y 21% en limpieza; Sal Dos Anclas, 12%; Fosforera, 13%; Llorente, 18%; Menoyo, 21%; Molinos, 34%; Papelera Del Plata, 19%; y Campari, 26 por ciento.

Los supermercados chinos también apuntaron contra las fábricas. La consultora Indecom destacó que entre julio de 2017 y agosto de este año la empresa Clorox Argentina aumentó su lavandina Ayudín de un litro de 19 a 28 pesos (un 52 por ciento).

En sintonía, la consultora consignó que los comercios chinos recibieron de Procter & Gamble el detergente Magistral de 500 cc con una suba del 59%, de 41 a 65 pesos la unidad. El desodorante Axe, marca de Unilever, llegó a los comercios orientales con remarcaciones del 38,5%, mientras que el jabón Lux de 125 gramos, de la misma empresa, subió en el último año un 40 por ciento.

Finalmente, estos supermercados de fuerte presencia en los barrios recibieron de parte de Colgate Palmolive la crema dental Colgate de 75 gramos con un aumento del 37% en los últimos doce meses.

Miguel Calvete, referente de los comercios chinos pero también empresario pyme y concejal de Cambiemos en La Matanza, subrayó que "la mayoría de los insumos" de los fabricantes están dolarizados. Por caso, el plástico con el que se elabora el packaging está dominado por la empresa Dow Chemical que este año "subió sus precios un 89% entre enero y agosto, mucho más que el dólar, abusando de su posición dominante".

Casos similares se producen con el envase larga vida, donde Tetra-Pack tiene el 84% del mercado, y en el vidrio controlado por un duopolio que tiene el 70 por ciento. Y Siderar, de Techint, tiene el 70% del mercado de latas de conserva "con el agravante de que si sos un pequeño enlatador, la hojalata te cuesta un 20% más que a Arcor o a Molinos", comparó Calvete, y agregó: "Esto produce un efecto cascada en todos los productos porque son insumos transversales a toda la economía".

Tiempo intentó conocer las razones de las grandes empresas pero la federación Copal y firmas como Molinos y Nestlé no respondieron.

Sí pudo conversar con fuentes de la Secretaría de Comercio de la Nación, que tomó distancia de los aumentos y rechazaron toda posibilidad de frenarlos con acciones desde el gobierno: "El Estado no puede definir cuánto vale un producto", señaló una fuente cercana a esa oficina. La acción del gobierno –agregó el interlocutor– se limita a los programas Precios Cuidados, Ahora 12 y El Mercado En Tu Barrio, y a Ley de Defensa de la Competencia. «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS