Inflación sin tregua: Los precios de los súper volvieron a volar en marzo

Un informe del CESO advirtió que los rubros más problemáticos son los que afectan el poder adquisitivo de los más necesitados. La consultora IDESA señaló que con esta inflación la pobreza puede volver a aumentar en los próximos meses.
2 de Abril de 2018

Hasta los asesores del sector privado le dicen al gobierno que sin contener la inflación no podrá hacer nada efectivo para que la pobreza deje de crecer en el país. Sin embargo, los aumentos de precios no dan tregua, especialmente en los rubros que afectan más a los pobres, como el de los alimentos vinculados al comercio minorista.

El Indice de Precios de Supermercados del Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (IPS-CESO) marcó que en marzo los precios subieron 1,83% con aumentos significativos en Alimentos Secos (2,74%), Alimentos Frescos (2,32%) y Limpieza (2,09%) respecto a los números de febrero.

En el resumen del CESO los demás rubros también marcaron aumentos. Aire Libre aumentó en marzo un 0,12% respecto al mes previo; Bebidas subió 1,66%; Electrodomésticos trepó 1,16% y Hogar apreció subas del 1,16% promedio.

Los productos del rubro Juguetería subieron 1,24%, a la par de los de Perfumería y Textil que se incrementaron un 1,32% y un 1,07% respectivamente.

Dentro de esas categorías, los incrementos más importantes se vieron en los rubros Colegial (21,1%); Electricidad (9,7%); Iluminación (8%); Cereales (7,34%); Calefones y Termotanques (5,7%) y Cocción (4,1%).

El CESO destacó también que “se registró un fuerte aumento de Azúcar (+3,4%), Aceites (+3,4%) y Lácteos (2,6%), productos esenciales para la canasta básica alimentaria y cuyo aumento afecta fuertemente a los de ingresos más bajos”.

Por el lado de las bajas, se anotaron en los rubros Sombrillas (-9,8%), Muebles de Exterior (-1,5%) y Audio (-1,4%).

“En la comparación con marzo de 2017 el aumento de precios en los supermercados es del 22%”, agregó la fuente.

Indigencia

El CESO informó además que en marzo aumentó la Canasta Básica Alimentaria que marca el límite para no ser indigente. El incremento fue del 0,5% respecto a febrero, con importantes saltos en productos como el Pollo Trozado (5,3%); Galletitas Saladas (7,8%); Bebidas Gaseosas (14,6%); Papa (5,3%); Sal Fina (4%); y la Polenta (5,4%).

“Al considerar la canasta básica alimentaria (costo de vida para no ser indigente) en promedio para el mes de febrero totalizó $ 2.481,55 para un adulto equivalente y $ 7.667,99 para una familia tipo de cuatro integrantes”, informó el IPS-CESO.

“Esto representa un aumento del 0,5% respecto al mes pasado y un 16,4% respecto a marzo de 2017”, concluyó.

Pobreza

Aunque la semana pasada el gobierno festejó la reducción de la pobreza que arrojó el INDEC para el segundo semestre del 2017, la lectura oficial de los datos propició fuertes polémicas de las que participaron especialistas críticos pero también analistas que normalmente sostienen opiniones ideológicamente cercanas al gobierno de Cambiemos.

Entre estos últimos, el Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA) publicó este martes un informe en que llamó al gobierno a implementar medidas concretas para disminuir el ritmo de la inflación “para seguir bajando la pobreza”.

Dada la vinculación de la pobreza y la inflación, la consultora propuso tres posibles alternativas para 2018: “Si la inflación se mantiene en el entorno del 20%anual, la pobreza se va a ubicar en el orden del 24% de la población. Si la inflación baja al 15% anual –meta que se fijó el Gobierno– la pobreza se reduciría al 23% de la población. Si la inflación fuera del 5% anual –más a tono con la normalidad en base a la experiencia de los países vecinos– la pobreza afectaría al 20% de la población”.

Sobre esa base, IDESA calcula que en caso de que la meta inflacionaria del gobierno se cumpliese “la reducción de la pobreza sería ínfima” y apunta que la razón tiene que ver con que los aumentos de precios siguen siendo muy altos, “lo que daña los presupuestos familiares. En especial los de la gente más humilde”.

La fuente destaca también como punto relevante que “aun logrando tasas de inflación cercanas al 5% la pobreza se mantendría alta”, lo que confirma que “bajar sustancialmente la inflación es una condición necesaria pero no suficiente para marchar hacia la meta de Pobreza Cero” que constituye uno de los tres ejes de la campaña que llevó a Mauricio Macri a la Casa Rosada en 2015.

Tendencia negativa

Para IDESA el problema de los precios puede echar por tierra con los festejos oficiales de la semana pasada. Y en ese orden, remarcó que: “Para que la reducción de la pobreza observada en el segundo semestre del año pasado no sea un fenómeno efímero es necesario un ordenamiento de las cuentas públicas lo suficientemente profundo como para darle sustentabilidad y velocidad al proceso de reducción de la inflación”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS