Intendentes peronistas presentaron proyecto para derogar el pacto fiscal de Vidal

Denuncian que viola la autonomía municipal y es usado como herramienta de extorsión.

Intendentes de Unidad Ciudadana presentaron este jueves en la Legislatura bonaerense un proyecto de ley para derogar el "pacto fiscal" que rige desde diciembre en la provincia por entender que les quita autonomía a los municipios y es usado como herramienta de presión por el gobierno de María Eugenia Vidal. También anunciaron el ingreso de una iniciativa para modificar el coeficiente por el que se distribuye hoy la coparticipación provincial, adelantándose al debate legislativo que quiere impulsar Cambiemos.

La presentación, que se realizó en conjunto con el bloque de diputados de Unidad Ciudadana, plasma el enojo de los jefes comunales peronistas del interior y de algunos del Conurbano con el Régimen de Responsabilidad Fiscal que fue aprobado en noviembre pasado, junto al presupuesto y la ley impositiva 2018. Aunque la adhesión es voluntaria, los intendentes denuncian que el “pacto fiscal” es “inconstitucional” porque vulnera la autonomía municipal ya que los obliga a ajustar el gasto, el endeudamiento y la planta de personal, entre otros puntos, si quieren recibir asistencia provincial.

A lo largo de los últimos meses hubo múltiples reuniones para avanzar en los dos proyectos que finalmente fueron presentados hoy por un grupo de jefes comunales del interior liderados por Francisco Durañona (San Antonio de Areco) junto a otros del Conurbano como Verónica Magario (La Matanza), Jorge Ferraresi (Avellaneda) y Mario Secco (Ensenada).

La primera iniciativa deroga el pacto fiscal actual y propone, en su reemplazo, un sistema de reglas de comportamiento fiscal entre la Nación, la provincia y los municipios que respetan la autonomía municipal consagrada por la Constitución y por la Ley Orgánica de las Municipalidades.

El segundo proyecto propone una modificación sustancial en la coparticipación llevando el reparto del 16,14% al 20% de los recursos provinciales. La iniciativa pretende mantener el actual porcentaje de reparto bajo el Coeficiente Único de Distribución (CUD) vigente, pero propone que la diferencia hasta llegar al 20% (3,86 puntos) se distribuya en un 60% de acuerdo a la extensión territorial y un 40% por la densidad poblacional.

De esta manera, los legisladores e intendentes de UC buscan ganarle de mano al oficialismo que ya anticipó que impulsará el debate en torno a nuevos criterios para definir un nuevo CUD en la Legislatura este año con el objetivo de "subsanar" algunas desigualdades actuales que se dan en especial entre interior y Conurbano.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS