Intensa agenda en La Paz y apoyo a Evo en su regreso a Bolivia

Alberto Fernández se encuentra desde ayer en la capital boliviana. Mantuvo reuniones bilaterales y participará de la asunción de Arce.
(Foto: Télam)
8 de noviembre de 2020

El presidente Alberto Fernández viajó este sábado a Bolivia para participar hoy de la ceremonia de asunción del presidente electo de ese país, Luis Arce, que se realizará en la Asamblea Legislativa Plurinacional, en la ciudad de La Paz, desde las 10 de la mañana hora local (11 de la Argentina).

El Presidente aprovechará el viaje para mantener audiencias y encuentros bilaterales con mandatarios y dirigentes de otras naciones. Este sábado tuvo una audiencia con el Rey de España, Felipe VI. Más tarde, el mandatario tuvo un encuentro bilateral con el vicepresidente de esa nación, Pablo Iglesias. Este domingo por la mañana mantendrá una reunión bilateral con su par de Colombia, Iván Duque.

Finalmente, tras los actos oficiales, el presidente Fernández se reunirá además con el candidato a presidente del Ecuador, Andrés Arauz.

 La comitiva que acompaña al Jefe de Estado en Bolivia está integrada por el canciller, Felipe Solá; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro; la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; los secretarios de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; general de la Presidencia, Julio Vitobello, y de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi; el senador Jorge Taiana y el diputado Eduardo Valdés.

También viajó junto al mandatario el canciller uruguayo Francisco Bustillo.

Tras la toma de posesión, Luis Arce y su vice, David Choquehuanca, recibirán el saludo protocolar de los asistentes y posteriormente se tomarán la fotografía oficial. 

Se estima que a las 13.15 horas local el presidente argentino participará del almuerzo oficial ofrecido por Arce a los Jefes de Estado y de Gobierno, Jefes de Delegaciones e Invitados Especiales en la Casa Grande del Pueblo.

El lunes, Fernández despedirá en La Quiaca a Evo Morales, quien emprenderá una caravana de regreso a su país, tras haberse refugiado en Argentina por el golpe de Estado que sufrió hace un año. El gesto del presidente argentino guarda una fuerte carga política y simbólica, ya que el gobierno argentino fue uno de los pocos que se negó a reconocer al gobierno golpista de Jeannine Añez e inclusive fue parte del armado del salvoconducto que tanto México como Argentina organizaron para permitir que Morales y el exvicepresidente Álvaro García Linera salvaran sus vidas.

El regreso de Evo se producirá luego de la asunción de Arce. El expresidente boliviano se pondrá al frente de una caravana de dos días que marchará desde la ciudad de Villazón hasta el Trópico de Cochabamba, su tierra natal, adonde llegará el 11, a un año exacto de su partida al exilio. Morales atravesará la frontera que une la ciudad jujeña de La Quiaca y la boliviana de Villazón para ingresar a su país. Alí será despedido el presidente Fernández.  «



Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual