Intento de proscribir a Lugo. Opinión de Delis Villagra (h) *

El repudio al asesinato de un militante liberal y el falso purismo jurídico constitucionalista en Paraguay.
3 de Abril de 2017

Al tiempo de repudiar el acto de terrorismo de estado perpetrado por el gobierno cartista y exigir juicio y castigo a todos los responsables del asesinato del joven dirigente liberal, quiero expresar algunas ideas sobre la coyuntura política.

Lo que esconde la cháchara del falso purismo jurídico constitucionalista es la intención de proscribir la candidatura de Lugo e imponer un escenario donde, gane Marito o Efrain o Riera o Peña, sus intereses como dueños del país estén salvaguardados y el nuevo (?) rumbo del remate de la soberanía nacional siga sin modificaciones aunque sin Cartes.

Llama la atención la coincidencia de sectores retrógrados y autoritarios como la Conferencia Episcopal Paraguaya, la embajada yanqui, el grupo Vierci y Zucolillo con sectores progresistas en satanizar la enmienda pasando por alto el dato de que el referendum es el camino más participativo y legítimo para dirimir diferencias que son propias de una sociedad democrática. Criticar la forma para impugnar el proceso equivale a decir que el autorrechazo de agosto pasado también es nulo porque ambas se dieron por mayorías coyunturales.

Cartes y su gobierno sí que han violado reiteradas veces la Constitución Nacional como cuando se aprobó la ley de militarización, de Alianza Publico Privada y concesión de rutas a Tapé Porã con el apoyo de grupos políticos que hoy hipócritamente anuncian - y operan - el apocalipsis. El FG - ejerciendo oposición real - ha combatido la política cartista siempre. Recordemos el proyecto de impuesto a la soja, al tabaco, etc.

Aprovechando la despolitización generalizada y la desmemoria pretenden responsabilizar a Lugo y al Frente Guasu de la violencia y piromanía de dudoso origen presentada como de "ciudadanos indignados" para las cámaras del Partido Mediático. La misma policía legada por la dictadura fue cómplice y protagonista de la violencia que conmociona al país.

Acto seguido, pretenden imponer su lógica, amenazando con más violencia "en nombre de la democracia". Dictan desde los medios y las embajadas extranjeras lo que " hay que hacer".Estamos en un nefasto show circense - que me disculpen los trabajadores del circo - donde titiriteros e ilusionistas quieren decidir por nosotros, el pueblo, y para ello emplean todos sus trucos y pirotecnia a su disposición, como en el Golpe del 2012.

* Relaciones Internacionales del Frente Guazú

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS