Juan Absatz: pasajero en trance

El músico presenta el jueves su tercer disco Un elefante en el salón.
25 de Octubre de 2017

El paisaje más cercano. El que está apenas abrimos los ojos cuando nos despertamos, el que elegimos transitar a medida que pasa el día, aquellas cosas que elegimos no ver pero también lo que soñamos sentir y elegimos olvidar. Siempre con sencillez y simpleza, Juan Absatz configura en sus canciones un mundo cotidiano bello y crudo que en su tercer disco, Un elefante en el salón cobran más firmeza.

“Estamos plagados de lugares comunes. La gravedad nos lleva ahí siempre. Si uno logra y realmente, puede hablar de una canción de amor y si la hacés de verdad, siempre va a tener gracia”, explica a Tiempo Argentino Absatz a través del teléfono.

Con producción artística propia junto a David Bensimón el disco fue editado por el sello Los Años Luz, se grabó en Buenos Aires y se mezcló en Madrid, y tuvo como invitados a Mariano Otero y Fito Páez.

Solista desde hace algunos años, también integra como tecladista la banda de Páez y produce artísticamente a Los Auténticos Decadentes y Javier Calamaro. El músico completa en este álbum una búsqueda que se aleja apenas del sonido pop de sus trabajos anteriores.

“Con David (Bensimón) queríamos buscar algo propio del disco no queríamos sonar como siempre. Empezamos a buscar una forma de disparar los instrumentos, algo rústico, conectado con el lado más animal no tan en el detalle ínfimo si no en una cercanía más bestial”, explica. “Usamos chapones, latas un sonido que van todo el tiempo dándole un sello al disco. Fue genial la búsqueda, porque llegamos buenos puertos.”

El giro, según el músico era natural en su camino. “Creo que siempre hay una necesidad de virar, no porque reniegues de lo anterior, sino porque siempre estás en tránsito. Cuando pensás que llegaste a un lugar, apenas estás saliendo para otros. No sé entonces si es un giro o una profundización o ambas”, afirma. “En ese sentido, el trabajo en conjunto con David me ayudó a explorar a fondo mi propia locura, a no tenerle miedo a lo particular y a bucear en aquellos puntos más peculiares”.

–¿Cuál son tus espacios de composición?

–No se me ocurre una sola como respuesta válida. Son muchas las maneras, en mi caso es muy lúdico, aparece algo y podés ahondar por ahí y grabar pedacitos de melodías, por otro lado empiezan a aparecer las palabras y ya podés asociarlas entre sí… Se arma de repente. Por ahí también me pasa que vas por la calle y de pronto te aparece una idea de música o letra que puede ser un título o un riff, del que decís “acá hay algo”. Lo que pasa es que uno no siempre está tan limpio, estamos influenciados por todo, por la televisión, por los libros… Hay un momento en que esos espacios dejan de ser puros y limpios y por el contrario están impregnados por lo que pasa y de lo que uno vio y escuchó.

–¿Cuándo y cómo encontraste lo que querías contar en tus canciones?

–Aparecen cosas que me interesan decir. Hay temas recurrentes pero creo que cada canción aparece como una curiosidad del momento, algo que me pasa o me llama la atención o me emociona. Hay temas como el tiempo o la falta de tiempo, los contrastes… Siempre me causan curiosidad porque me plantean una puerta que abrís y detrás hay otras puertas.

–Artísticamente, ¿qué te aporta sumarte a la banda de otro y después volver a tu proyecto?

–Me enriquece muchísimo. Es una escuela distinta, Fito es un Uno, es un artista gigante. Estar cerca de alguien así es una entrega grande de este otro lugar. No es lo mismo un músico que toca con un cantante y que la del cantante que espera su público. Son desafíos diferentes pero son todas situaciones desafiantes.

–¿Cuál es el elefante en el salón hoy?

–Son situaciones que nos explotan en la cara y son difíciles de aceptar y de asumir. Hay muchos, hoy en el país, en el mundo… Pareciera que nadie avala pero de repente aparece gente que sí y que además pone votos. Y sin señalar más lejos, también lo que hacemos nosotros cuando vamos por la calle y hay gente que se muere de hambre, uno ve cómo ayudar apenas pero lo hace para poder seguir viviendo tranquilo y cómo en su burbuja. Y eso es también el gran elefante.

Absatz se presenta el jueves 26 a las 21 hs en el Teatro Monteviejo, Lavalle 3177

"Un elefante en el salón"


Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS