Jubilados peronistas realizaron un acto con duras críticas al gobierno

La cita en FOETRA estuvo atravesada por un contexto muy difícil para los jubilados, en especial por el plan de ajuste y retracción monetaria puesto en marcha por el gobierno tras el segundo acuerdo con el FMI. 
Economista e historiador Carlos Valle. (Foto: Agustín Falcón)
Por Martín Piqué - @MartinPique
30 de Septiembre de 2018

Legisladores nacionales, gremialistas, referentes del sector de la salud y de la tercera edad, todos ligados a la oposición, se congregaron este viernes en la sede del gremio FOETRA (telefónicos), en el barrio de Once. La cita estuvo atravesada por un contexto muy difícil para los jubilados, en especial por el plan de ajuste y retracción monetaria puesto en marcha por el gobierno tras el segundo acuerdo con el FMI. Se trató de un acto-homenaje, con cena incluida, para conmemorar los 70 años de la Confederación General de Jubilados, Retirados, Pensionados y Adultos Mayores del país. El encuentro fue encabezado por el titular de la Confederación: el economista e historiador Carlos Valle, un veterano que es una leyenda y que trató bastante al propio Juan Domingo Perón.

Durante la actividad se escucharon cuestionamientos a los lineamientos del ANSES y del PAMI de la gestión PRO. “Indudablemente, nos estamos empobreciendo cada día más. No hay medicamentos para los jubilados. No hay prótesis, no hay prácticas ni prestaciones médicas. En 200 años de historia argentina, jamás hemos pasado por una circunstancia así. Es lo más grave que ha ocurrido en el país en relación con la tercera edad”, diagnosticó con crudeza el propio Valle.

“Volver a conquistar todo lo que conquistamos en los últimos 12 años va a ser muy difícil. Especialmente para los adultos mayores y para los octogenarios como yo, se hace muy difícil la vuelta. Y se lo digo yo, que fui un hombre de consulta del general Perón. Yo sé lo que pasó en la historia argentina y puedo comparar”, aseguró Valle en diálogo con Tiempo.

Una de las advertencias estuvo ligada al Fondo de Garantía y Sustentabilidad del ANSES. También se advirtió sobre la pérdida de poder de compra de jubilaciones y pensiones. “Si hoy uno hace el cálculo, en base a los requerimientos y exigencias del FMI, de cuánto implica hoy una jubilación mínima en dólares, es más baja que durante el gobierno de (Carlos) Menem. Hoy está en menos de 190 dólares mensuales”, fue otra de las denuncias que resonaron en la sede de los telefónicos.

El aniversario de la Confederación de Jubilados reunió al diputado nacional y secretario general de Curtidores Walter Correa (FpV-PJ); al médico sanitarista Nelson Donato (integrante de Kolina y responsable del sector de la salud del Instituto Patria); al ex directivo del PAMI Federico De Marziani (dirigente de Unidos y Organizados); al secretario administrativo de FOETRA, Ariel Velázquez; al ex diputado nacional por Formosa Juan Carlos Díaz Roig, quien supo encabezar la comisión de Previsión y Seguridad Social, entre otros nombres. Díaz Roig fue clave en todo el debate legislativo que concluyó con la estatización de los fondos de las AFJP.

“El 1° de diciembre de 2015, el Fondo de Garantía y Sustentabilidad del ANSES tenía 70 mil millones de dólares. Hoy, según el informe de junio pasado, no tiene 40 mil millones de dólares. ¿A dónde se fueron esos 30 mil millones? ¿En qué se los invirtió? Porque, ojo, que el 62% de las inversiones que hizo el ANSES con esos fondos son financieras. No pueden tener semejante pérdida. Hay un trabajo que tienen ellos (por la gestión PRO) que sostiene que el FGS va a bajar a 40 mil millones de dólares al 2019 y a cero al 2050. Eso, esta administración, lo dijo de entrada. Están llevando adelante un vaciamiento abierto y directo del FGS”, denunció Díaz Roig.

“Los riesgos que enfrentan los jubilados argentinos son muchos. Primero, han perdido ya prestaciones a través de la obra social más grande que atiende a los jubilados, que es el PAMI, cuando en la anterior gestión del organismo, la primera de este gobierno, la de (Carlos) Regazzoni, les quitaron todos los medicamentos que tenían cubiertos, gratuitos, al 100%. Pero, ojo, el sector de adultos mayores es una población que, al irse reduciendo el poder adquisitivo de su jubilación, tiene que ir retrayendo en muchas cuestiones básicas. No sólo en medicamentos, también en calidad de los alimentos que consumen”, advirtió el sanitarista Donato.

“Con una jubilación mínima, en diciembre de 2015, se compraba más del doble de la carne que se puede comprar hoy. Eso ya habla de que hay menor consumo de proteínas. La incidencia del valor de los medicamentos hoy en el sueldo que percibe un jubilado triplica la incidencia de la que había al inicio de este gobierno”, agregó Donato, quien durante buena parte del kirchnerismo ejerció el cargo de director asociado del Hospital Gandulfo de Lomas de Zamora.


Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS