"Jugué 8 horas en dos días, fue demasiado"

Después de caer en el dobles, Del Potro puso en duda su presencia en el cierre con Gran Bretaña.
17 de Septiembre de 2016

Disputar ocho horas de juego en un deporte de alto rendimiento en apenas un día tiene sus costos. Disputar ocho horas de juego para Juan Martín Del Potro, un tenista que acumula solo 32 partidos en una temporada en la que renació en el segundo semestre, es acaso todavía más desgastante. "No estoy 10 puntos físicamente", admitió el reciente ganador de la medalla de plata en los Juegos de Río 2016 durante la conferencia posterior a la caída en el partido de dobles que dejó la serie ante Gran Bretaña, en Glasgow, todavía abierta. 

El esfuerzo del tandilense junto con Leonardo Mayer no estaba tan anclado en la derrota ante los hermanos Andy y Jamie Murray (6-1, 3-6, 6-4 y 6-4) con la que la semifinal de la Copa Davis quedó 2 - 1. El desgaste lo hizo el viernes, en la victoria ante el número dos del mundo. "Jugué ocho horas en dos días, demasiado para este momento de mi carrera. Me duelen las piernas, los brazos, todo, así que el capitán decidirá si me incluye o no en el caso de ser necesario", advirtió acerca de la definición de la serie que se resolverá hoy desde el momento en que Guido Pella salga a buscar el quinto punto y el batacazo ante Murray. "Espero que Guido gane su partido y nos quedemos con la semifinal. 

En el caso de que se llegue a un quinto punto, veremos cómo me siento y Orsanic tomará la decisión final", reiteró Del Potro para que la incógnita se resuelva casi minuto a minuto. O punto a punto. "Con la ventaja de 2-0, quisimos cerrar la serie en el dobles, y pensamos que junto a Leo éramos la mejor pareja posible. De hecho estuvimos cerca, pero no alcanzó", explicó sobre la estrategia que eligieron para el segundo día de competencia en Escocia. "Ojalá termine bien y saludable este fin de semana", dijo después de dos jornadas demoledoras. La satisfacción podría llegar hoy: "Todavía tenemos chances." La otra llave que conduce a la final también se definirá hoy en el Kresimir Cosic Hall de Zadar. 

Croacia, como local, logró un punto clave ante Francia: quedó a un triunfo para estar un poco más cerca de la Ensaladera de Plata luego de ganar en el dobles para ponerse 2-1 arriba. La pareja integrada por Iván Dodig y Marin Cilic se impuso a Pierre-Hugues Herbert y Nicolás Mahut por 7-6 (8-6), 5-7, 7-6 (8-6) y 6-3. Hoy, Marin Cilic, la gran figura de los locales, intentará cerrar la historia ante Richard Gasquet mientras que Borna Coric saldrá en el último turno para enfrentar a Lucas Pouille.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS