Julieta Díaz: "Lo que nos pasa a las mujeres llegó a una película comercial"

La actriz protagoniza la comedida romántica No soy tu mami, que se estrenó este jueves con muy buena respuesta del público. La búsqueda del desarrollo profesional y los desafíos en un mundo en permanente movimiento.
(Foto: Mariano Espinosa)
Por Diego Gez - @diegogez
30 de Junio de 2019

Muchas son las situaciones que ocupan el tiempo y espacio de una de las actrices más buscadas de nuestro país, Julieta Díaz. Su presente inmediato la encuentra grabando Pequeña Victoria (una tira de Telefe sin fecha de estreno confirmado), pero sobre todo disfrutando de su protagónico en No soy tu mami, la nueva película del director Marcos Carnevale que se estrenó este jueves. La acompañan Pablo Echarri y Sebastián Wainraich en una historia que en mucho nos interpela con nuestra contemporaneidad más tajante.

Díaz interpreta a Paula, una directora de una revista tradicional femenina que escribe para mujeres decididas, liberales, feministas y comprometidas con un nuevo modelo de mujer. Pero las cosas no van bien y enseguida se lo hacen notar. Es que los directivos de la publicación, mes tras mes y semana tras semana, observan que las ventas caen con fuerza sostenida. Presionada desde arriba, abajo y desde los costados para salvar la fuente de trabajo de muchos periodistas, desde el núcleo mismo de la redacción le pedirá que escriba sobre temas clásicos femeninos, más universales pero también de carácter más clásico.

Contra esos tópicos, Paula se revelará. Decidida a no caer en los estereotipos establecidos por una sociedad patriarcal, ella doblará la apuesta con una columna donde tocará temas como la no necesidad de ser madre en el mundo de hoy o la importancia de sentirse plena por fuera de los modelos femeninos establecidos por la sociedad, entre varios otros tópicos sensibles que hoy se encuentran en plena disputa. Desde ahí, la película parte con un pie actual pero también donde la independencia de la mujer con respecto a lo que se espera de ella está en plena disputa.


...

–Tu personaje rompe con los estereotipos femeninos establecidos culturalmente. ¿Personalmente tenés algo de eso? ¿Cómo la observás a Paula desde la mirada de Julieta Díaz?

–Paula rompe el estereotipo de la mujer que acepta su lugar social sin respetar su verdadero deseo. Sin embargo, creo que hoy su postura está reflejando algo que venimos sintiendo y haciendo las mujeres desde hace mucho rato. Siento que lo que nos pasa a las mujeres llegó a una película comercial, una comedia romántica que sirve para entretenerse y divertirse, pero que también permite hablar de estos temas y pensarlos al mismo tiempo. Ahora siento que de manera segura una película como esta puede que nos sirva para debatir temas en nuestro hoy, aunque mañana seguramente será de otra forma.

–¿En lo personal conociste alguna persona como al personaje que encarnás en No soy tu mami?

–Uh, sí. Todo el tiempo conozco y conocí a personas como Paula, y creo que por eso estamos contando esta historia de manera más grande. Inclusive, en las redes sociales todo el tiempo nos están mandando mensajes de aliento porque se identifican con ella, más allá de que ya me dijeron que irán a ver la película ya que el personaje las hace acordar a ellas mismas. Yo coincido siempre con Paula por el factor de que la maternidad será deseada o no será.

–¿Preparaste de alguna manera especial al personaje? ¿Algún trabajo de campo o lecturas en torno a las problemáticas de la mujer de hoy?

–No. En realidad yo vengo desde hace rato leyendo sobre el tema del feminismo pero muy arbitrariamente y con una lectura personal. Son cosas que me interesan, como notas periodísticas, documentales, hablando con amigas que están más en el tema que yo o debatiendo sobre problemáticas que nos afectan. Cada mujer tiene su propia mirada sobre el feminismo y cada una está en el lugar que puede estar. En lo particular me siento una mujer que aprende todos los días sobre cómo defender al feminismo. A veces una lo sabe de manera interna, en relación a sus convicciones y prácticas, pero en el día a día no es tan sencillo porque estamos muy tomadas por un paradigma anterior a todas nosotras. Sin embargo, todo eso nos guía pero también nos conmueve, porque son siglos y no es tan sencillo de resolver ya que en lo personal son más preguntas que respuestas las que tengo. Como mujeres estamos encontrando una manera de manifestarnos y creo que lo estamos logrando. Esta película hace eso, se pregunta cosas y expone razones que más tarde tendremos que exponérnoslas más en conjunto para charlarlo.

–La película exhibe una especie de mapeo sobre el modelo de las madres de hoy, especialmente a las mamás en épocas de jardín de infantes. ¿Creés que se trata de una radiografía de ellas en la era del WhatsApp?

–Las madres del jardín que están en la película son más bien como una caricatura y son como una licencia tal vez media poética. En realidad, hay varios tipos de madres en esta historia simplemente por eso, porque hay muchos tipos de mamás. Está por un lado el personaje de Pilar, que tiene a su hija en Finlandia. Luego las mamás del jardín con sus historias muy personales, pero hay muchas más en la vida real. Y después está el personaje que cuida a la niña de uno de los protagonistas, una niñera que interpreta a un personaje que sigue siendo una mujer, como si las niñeras siempre tuviesen que ser mujeres y no hombres. Hoy el cuidado de una mujer que puede pagar a alguien que les cuide a sus hijos sigue recayendo en el rol de lo doméstico y en la figura de una mujer. Es fácil ser feminista en una situación burguesa porque tiene que ver con tu economía. Es como que es fácil tener ideas del feminismo cuando sos burguesa pero no es difícil llevarlo a la gestión en tu casa cuando no tenés un compañero con el que puedas repartir la crianza de una manera más justa. Es algo que no es sencillo.

–¿Extrañás algo en particular desde que sos mamá de Elena?

–Sí, por supuesto, especialmente hacer lo que se me canta las 24 horas del día. Hay muchas cosas que extraño, desde luego, y no voy a negarlo. Hay veces que tengo que decir que no a ciertas cosas que les pasan a muchas mujeres. Me refiero a hacer ciertas cosas como salir o tener algunas actividades, pero también es parte de la vida adulta manejar las situaciones de ese tipo porque el deseo de hacer lo que siempre uno quiere es algo normal. Es un gran cambio manejar esas situaciones porque, como dije, todo tiene que ver con la adultez.

–La película busca sacudir el estereotipo que todavía se tiene de la mujer. ¿Creés que el film aporta una mirada distinta, especialmente en los tiempos que hoy viven en nuestra sociedad?

–Creo que sí. Desde un lugar más sutil, más coloquial y desde la estructura de una comedia romántica más tradicional, la película no deja de preguntarse cosas para poner sobre la mesa ciertos temas y debates que están buenos. Creo que aporta una bisagra más en ese sentido, aunque creo que se podrá hablar de más cosas en el futuro. Hoy está bueno que se exponga esa mirada y cuáles son las razones del otro. La película tiene varias maneras de exponer lo femenino desde sus personajes, lo cual está bueno porque exhibe diferentes miradas del factor femenino en referencia a lo fílmico y a lo que tiene que ver con la manera en que se cuenta y se expone una historia. «

La nueva apuesta de Telefe

Más allá de No soy tu mami, lo que vendrá en términos televisivos para Julieta Díaz transcurre por temáticas actuales, las mismas que atraviesan a amplios sectores de nuestra sociedad. Pensada para llegar al aire en alguna parte del segundo semestre de este año, Pequeña Victoria será la próxima tira de Telefe que protagonizará la actriz y que ocupa por estos días gran parte de su aquí y ahora profesional. "En esa historia que se podrá ver en septiembre u octubre interpreto a Jazmín, una mujer e importante empresaria que tiene rasgos parecidos en muchos aspectos a mi personaje de Paula en No soy tu mami. Con esto quiero decir que ella es una persona muy independiente, feminista, activa y que va para adelante con todas sus convicciones personales. Aunque no puedo contarte mucho porque sería develar demasiado, lo que puedo contar es que ella tiene muchas ganas de ser mamá pero no está en pareja. Entonces alquila un vientre sola, y por esas cosas de la vida que ya se van a ir enterando, ella termina criando a su hija junto a otras tres mujeres. A su vez tendrá una historia de amor con dos hombres, interpretados por Daniel Hendler y Luciano Castro", concluye Julieta.


...


Dirección: Marcos Carnevale. Elenco: Julieta Díaz, Pablo Echarri, Sebastián Wainraich. Celina Font y Valeria Lois, entre otros.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N