Junto a Macri, Cabrera esquivó el problema de importación de autos

El ministro de Producción habló con Tiempo y sólo dijo que van a cumplir con los compromisos con Brasil. También destacó inversiones de larga data.
19 de Junio de 2017

“Con Brasil asumimos un compromiso de cuatro años y lo vamos a cumplir”, respondió el ministro de Producción, Francisco Cabrera, sobre el problema de las importaciones de autos brasileños, que se potenciaron en la gestión de Cambiemos y que ya son el 70% del mercado local. 

Cabrera acompañó al presidente, Mauricio Macri, en una visita a la edición 2017 del Salón Internacional del Automóvil, que se realiza hasta mañana en el predio de La Rural de Palermo.

El gobierno impulsa el Plan 1 Millón con el que prevé llevar el mercado argentino a ese nivel de ventas de vehículos. Tras la primera reunión con empresas y gremios, hace dos semanas, Cabrera aseguró a la prensa que el gobierno nacional está comprometido con el control de las importaciones de autos. 

La frase del ministro venía a cuenta de que las empresas acumularon en el último año y medio una deuda de U$S600 millones con el Estado por comprar más autos de los previstos en el acuerdo con el país vecino, una decisión que favoreció mucho las ventas pero afectó a la industria local y al empleo. 

Cabrera volvió a reunirse con las empresas la semana pasada pero, llamativamente, el tema de las importaciones desde Brasil “no fue parte de la agenda”, según le dijo a Tiempo una fuente de la Asociación de Fábricas (ADEFA). 

Lejos de observaciones polémicas, el gobierno prefiere concentrarse en la agenda empresaria, que tiene especial eje en la posibilidad de bajar los costos salariales, consolidar negociaciones por empresa y alivianar el panorama impositivo para las firmas del sector. Este lunes en La Rural, el titular de Producción subrayó la voluntad de "cumplir el acuerdo con Brasil" pero tuvo conceptos positivos sobre las automotrices. 

Antes de que Macri se lanzara a recorrer los stands de las marcas, la comitiva oficial volvió a reunirse con empresarios automotrices para hablar sobre el Plan 1 Millón. Cabrera afirmó que al programa oficial “lo estamos llevando adelante, viendo inversiones” con las empresas del área.

Consultado sobre datos puntuales de inversiones, el ministro destacó que Nissan y Mercedes Benz desembolsaran U$S600 millones para construir sus camionetas en la planta que Renault tiene en la localidad cordobesa de Santa Isabel. Sin embargo, esa inversión ya se conocía desde la edición 2015 del Salón Internacional del Automóvil. 

 Quizás no tan ajeno al dato, Cabrera destacó que “hay una inversión obvia porque recién venimos de ahí, que es una de Nissan para producir 70 mil camionetas, la mitad para el mercado local, la mitad para exportaciones, con un panorama de mil empleos directos”.  

El funcionario agregó que Renault “anunció un turno más para superar la duplicación de su producción en Argentina” y sumó que Mercedes Benz “además de la camioneta tiene otras inversiones”, aunque no precisó cuáles. A su vez, remarcó que Toyota “amplió 30% su producción en Argentina trayendo una parte de Tailandia”. 

El titular de Producción definió que en el gobierno están "muy contentos con una industria muy importante para la Argentina” y destacó que “hay aumento de producción y de ventas”, aunque no hizo alusión al peso de las importaciones en los patentamientos locales. 

Cuando Tiempo le preguntó sobre la situación de las empresas que importaron más cantidades que las permitidas sin intervención del gobierno y afectando las reservas de divisas, además de la industria nacional y el empleo, Cabrera contestó que “tenemos un compromiso por cuatro años con Brasil y lo vamos a cumplir”. 

El hombre del gabinete apuntó también que el gobierno tiene expectativas de que se sostenga el repunte del mercado brasileño, que en condiciones normales compra el 50% de la producción argentina. 

Sobre el tema laboral, lanzó que “en el sector automotriz no hay despidos ni suspensiones”, si bien se corrigió rápidamente cuando reconoció : “Ha habido suspensiones por cambios de modelo pero suspensiones pautadas y es un sector que va a tomar empleo así que estamos contentos”. 

En sentido general, el funcionario opinó que la economía “está creciendo en forma heterogénea” y destacó entre los sectores dinámicos al de las motos “que crecen más que el sector automotriz; el sector metalmecánico, que está creciendo mucho; el sector de la maquinaria agrícola también; y los servicios de valor agregado, que están creciendo también".

"Lo que no está creciendo es el consumo, que se va a recuperar en los próximos meses”, concluyó.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS