Karina Abregú exige explicaciones del municipio de Merlo

La activista femenina estuvo detenida junto a su hermana luego de encabezar una protesta en la municipalidad
31 de Marzo de 2018

Las hermanas Karina y Carolina Abregú fueron detenidas y golpeadas por la policía en el partido bonaerense de Merlo.

El 22 de marzo, Karina militante de la agrupación Furia Feminista había pedido nuevamente una reunión con el intendente del municipio, Gustavo Menéndez. En el escrito se renovaban los pedidos por trabajo, ayuda en la alimentación y pañales para sus hijos. El funcionario se comprometió a recibirla pero siete días después no asistió a la reunión.

Abregú decidió permanecer pacíficamente y encadenada en el lugar junto a su hermana y otras compañeras de militancia, pero al poco tiempo llegaron efectivos de la comisaría 1era. de Merlo y las detuvieron durante unas horas en ese lugar, luego fueron trasladadas a otra seccional y dos días después las dejaron en libertad.

“En la comisaría me negaron la medicación que tomo, también el agua”, cuenta la mujer a Tiempo, “los oficiales se comieron la comida y tomaron las gaseosas que las compañeras nos llevaron. Nosotras fuimos a realizar una marcha pacífica y el municipio ordenó que nos peguen. Pero esto no termina acá, no nos vamos a quedar de brazos cruzados”, expresó.

Karina Abregú fue víctima de violencia de género, su ex pareja – condenado por la Justicia- la prendió fuego y quemó el 78% de su cuerpo. Ella viene encabezando el reclamo por un trabajo, pero el municipio se lo niega argumentando que ellos solo se hacen responsables si tiene el 80% de su cuerpo quemado o más.

“En la comisaria querían que firmemos una declaración que nosotras no hicimos, por lo que no accedimos. Todavía no está claro por qué motivo fuimos detenidas”, expresó. “Nosotras también ese día por un compañero que no aparecía, y sabíamos que la policía lo había llevado, sin embargo nos lo negaban. Un oficial le pegó a mi hermana para que nosotras reaccionemos”, asevera Carolina.

“Luego vino un abogado que no sé de dónde salió y se puso en papel de negociador con los oficiales, pero nosotras somos militantes y no negociamos delitos. La culpa de todo esto es del intendente que no se quiere hacer cargo de las víctimas de violencia de género de su partido. Estábamos haciendo una vigilia, no rompimos nada. Es terrible que ningún medio haya publicado nada sobre un hecho tan grave. Pero vamos a convocar a todos los organismos de Derechos Humanos y llevaremos nuestro reclamo hasta agotar instancias”.

Una semana antes, Karina también había sido agredida en la puerta de un centro de salud mental. De acuerdo a lo que relataron fue herida en sus manos y además, le robaron el celular. Ella junto a su hermana, que fueron enviados por Gustavo Menéndez para que las intimiden.

Desde la agrupación a la que pertencen las activistas reclaman que la Justicia accione e investigue la comisión de delitos que cometieron los funcionarios públicos y el ataque que sufrió Karina.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS