¿La Celac podrá llegar a neutralizar los banquinazos de la OEA?

Se reúne en México. Los anfitriones, en alianza con Argentina, irán por un nuevo liderazgo regional, con la Unasur desarmada, el Mercosur en disputa y el fracaso del Prosur.
(Foto: Cancillería)
Por Boyanovsky Bazán - @hachebbazan
5 de Enero de 2020

La reunión de este miércoles de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) en México supone un reacomodamiento del tablero de las relaciones internacionales en la región, o al menos el movimiento de algunas piezas clave. En el acto que convoca a los cancilleres de los 33 países miembro se anunciará el plan de la presidencia pro témpore para este año, que recaerá en México, país cuyo gobierno tuvo un alto protagonismo en los conflictos recientes, por sus planteos firmes y divergentes sobre Venezuela y sobre todo Bolivia. Producto de eso, el gobierno de facto de Jeanine Áñez evalúa abandonar el bloque.

El encuentro, que abrirá el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, dará lugar a un posicionamiento fuerte de su gobierno en el plano regional. Además está previsto que se ponga en discusión el rol del Grupo de Lima, al que ya se sumó el interinato boliviano, cuyo único propósito ha sido apoyar los intentos infructuosos de desplazar a Nicolás Maduro del poder en Venezuela. Pero los nuevos cambios políticos, sobre todo en Argentina –de afinidad manifiesta con el gobierno del país anfitrión–, permitirán llevar la discusión más allá. Según confiaron a Tiempo fuentes vinculadas con la diplomacia, este encuentro recogerá también las voces de algunos gobiernos que ponen en cuestionamiento el rol discrecional de la Organización de Estados Americanos (OEA) y sobre todo de su secretario general, Luis Almagro, de cara a la elección del cargo que ocupa que se realizará en marzo próximo. Varias naciones apoyan la idea de un reemplazo para un funcionario que ha actuado abiertamente alineado con los intereses del gobierno de los Estados Unidos en cada una de las decisiones y pronunciamientos del organismo

Con la Unasur desarmada, el Mercosur en disputa, y en franco abandono ese intento de reunir a gobiernos conservadores llamado Prosur, que impulsó el chileno Sebastián Piñera, la Celac se abre ahora como un posible bloque comunitario donde se discutan intereses regionales por fuera de la tutoría estadounidense. De hecho Estados Unidos y Canadá no lo integran, a diferencia de la OEA. También se presenta como un espacio donde se puedan ejercer los nuevos liderazgos, una apuesta clara del mexicano AMLO para este año. Un rol que a su vez le serviría de contrapeso ante las presiones que pueda ejercer su vecino del norte. Hoy además, el gobierno de México tiene un nuevo aliado en el sur del continente. La inteligencia conjunta para ayudar a Evo Morales en su salida de Bolivia y su refugio final en Buenos Aires son apenas una muestra de la afinidad. Según trascendió, el canciller argentino, Felipe Solá, a un paso de embarcar hacia México, tendrá un encuentro formal con el presidente antes de la reunión de Estados. «

...
(Foto: AFP)


¿Guaidó fuera de juego?

La Asamblea Nacional (Parlamento) de Venezuela jugará hoy una carta clave en el proceso en el que la oposición, con ayuda de los Estados Unidos, ha intentado sin éxito gobernar el país desplazando al presidente Nicolás Maduro. Es por la elección de autoridades, que puede dejar al autoproclamado presidente interino, Juan Guaidó, afuera del cuerpo. Si eso ocurre, no podrá seguir siendo “interino”, por los mismos argumentos por los que se resolvió su proclamación, y el supuesto gobierno interino quedará así desarmado. El problema para Guaidó es que la oposición, que controla el legislativo con amplia mayoría, está severamente fragmentada, producto entre otras cosas de las estrategias infructuosas para asumir efectivamente el poder. Por lo tanto, si no es reelecto no solo perderá el rol asignado de presidente interino, sino que también puede quedar expuesto a numerosas denuncias promovidas por el gobierno venezolano por diversos hechos de corrupción, entre otros haber permitido el desvío de dinero de supuesta ayuda humanitaria y un presunto vínculo con el grupo paramilitar colombiano Los Rastrojos.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS