La CGT, sin peso electoral

Ninguno de los integrantes del triunvirato competirá por una banca. Massa finalmente le dio la espalda a Moyano. CFK dio lugar al sindicalismo pero no a la CGT
26 de Junio de 2017

La erosión del peso de una CGT que navegó por la tibieza y la intrascendencia durante los primeros 18 meses de gobierno de Mauricio Macri se plasmó el último sábado en la escasa representación que la central sindical obtuvo en las listas opositoras.

Pese a que hace una semana la CGT iba por todo, se quedó sin nada. Ninguno de los triunviros competirá para ocupar una banca en las elecciones legislativas que se llevarán a cabo en octubre. Héctor Daer que pugnaba por renovar su escaño dentro del espacio que lidera Florencio Randazzo tuvo que ceder su lugar (el cuarto de lista de diputados nacionales) al mecánico Oscar Romero, que si intentará renovar su banca. Pese a que el lugar es expectante, si las encuestas se acercan a la realidad, Romero podría quedarse sin la banca que ocupó durante los últimos cuatro años.

En el séptimo lugar de la lista de Randazzo, casi con chances nulas de ingresar a la Cámara Baja, aparece Francisco “El Barba” Gutierrez. Mejor suerte que “El Barba” tuvo su mujer, Eva Ramírez, una de las históricas operadoras de Randazzo en el conurbano. Irá segunda en la lista de legisladores provinciales por la tercera sección electoral.

Juan Carlos Schmid era otro de los triunviros que se postulaba para ocupar una banca en el Congreso. Pese a haber confirmado públicamente su candidatura, horas antes del cierre de listas se bajó de la interna del justicialismo en Santa Fe.

En tanto, el otro secretario General de la CGT, Carlos Acuña, tampoco renovará su escaño como diputado provincial pero por lo menos logró que su esposa, Blanca Cantero, integre la lista de la Alianza 1País en el segundo lugar por la tercera sección electoral.

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner tampoco incluyó en su lista hombres de la CGT tradicional. Si bien hay una apuesta a la presencia sindical, que recupera el 33% histórico que solían ocupar en las listas, los lugares fueron para Vanesa Siley, del sindicato de Trabajadores Judiciales, que cuenta con la simple inscripción y está enfrentado con la UEJN que conduce Julio Piumatto, y para Walter Correa, secretario General del sindicato de curtidores, que abreva en la Corriente Federal que conduce el bancario Sergio Palazzo. En tanto, por fuera de la CGT y con un lugar privilegiado aparece el titular de la CTA Hugo Yasky.

Por su parte, Massa y Moyano sellaron el acuerdo más efímero de esta campaña electoral. El moyanismo quería un lugar expectante en la lista de diputados nacionales para el aeronavegante Juan Pablo Brey, pero la oferta no fue buena y declinó su candidatura.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS