La Ciudad no podrá quitar programas educativos

Lo ordenó la justicia. Educación iba a dar de baja proyectos en secundarias con alumnos de bajos recursos.
29 de julio de 2016

El juez Roberto Gallardo le ordenó al Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires que mantenga los Proyectos Pedagógicos Complementarios en escuelas secundarias con población de alumnos altamente vulnerable, que la cartera conducida por Soledad Acuña dio de baja hace tres meses. 

Estos programas educativos, surgidos en 2004, consisten en horas institucionales para apoyar y acompañar el proceso de aprendizaje de los estudiantes de ciclos básicos que presenten dificultades. El pasado 18 de abril, la subsecretaria de Coordinación Pedagógica y Equidad Educativa porteña, Andrea Bruzos Bouchet, decidió suspenderlos, lo que generó cuestionamientos de diferentes sectores. Entre ellos, la asesora tutelar de Primera Instancia, Mabel López Oliva, que a partir de una investigación llevada adelante por el asesor tutelar de Cámara Gustavo Moreno, presentó un recurso de amparo. Hoy Gallardo habilitó la feria judicial y avaló la cautelar, hasta tanto exista sentencia definitiva.

Las escuelas incluidas en el dictamen judicial son la Nº2 del Distrito Escolar 20; la 2 DE 16; escuela 4 DE 19; la 6 del DE 1; escuela 2 DE 13; escuela 2 DE 14; escuela 3 DE 10; y la 6 del Distrito Escolar 5. La cautelar resalta la “condición etaria y pobreza estructural” de los alumnos que conforman esos proyectos: “los adolescentes incluidos en la medida cautelar residen en la villa 31, barrio Zavaleta y Lugano-Piedrabuena”. En esta última zona, epicentro de la Comuna 8, se registró el año pasado un índice de repetidores del 15% y sobreedad de alumnos del 53,5, el más alto del distrito junto al de la Comuna 4 (La Boca, Barracas, Nueva Pompeya y Parque Patricios) y al de la Comuna 3 (Almagro y Boedo). En el otro extremo, la Comuna 13 (Belgrano, Núñez y Colegiales) tiene apenas un 18% de sobreedad en los cursos de secundaria. 

La medida del ministerio de Educación debía cumplirse a partir del lunes próximo, por lo que iban a quedar 256 estudiantes de primero y segundo año sin el apoyo y el acompañamiento pedagógico necesario para finalizar el ciclo escolar. Ahora se le ordenó a la cartera educativa que continúe con todos los proyectos cuando se reanude el ciclo lectivo. Involucra talleres y clases de apoyo, construcción de espacios alternativos de aprendizaje, y la creación de comunidades educativas entre jóvenes y adultos sobre las nuevas formas de convivencia multicultural. Moreno expresó a Tiempo: “La medida del Ministerio de Educación es absolutamente regresiva, tratándose de estudiantes que requieren acompañamiento pedagógico, y pertenecen a barrios altamente vulnerables con evidente deserción escolar secundaria”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual