La Ciudad no recupera el cine El Plata y lo ofrece a empresarios bailanteros

Los vecinos de Mataderos, en alerta por la sala de Alberdi al 5700.
18 de Noviembre de 2017

El cine El Plata, en Mataderos, es un caso emblemático de una sala cerrada que los vecinos buscan recuperar. Un fallo judicial determinó que la Ciudad debía convertirlo en un centro cultural, pero en el presupuesto 2018 no hay partidas que contemplen esa obra. En cambio, se lo ofrecieron a los productores del programa de tevé Pasión de Sábado.

De estilo art decó e imponentes escalinatas de mármol, El Plata, en Juan B. Alberdi al 5700, nació en 1944, con todos los avances de la época y 2000 butacas. En 1987 le llegó el final y lo alquilaron como depósito de artículos para el hogar. Los vecinos empezaron a juntar firmas en 2004, con la idea de transformarlo en un espacio cultural. El Ejecutivo porteño asumió entonces la puesta en valor de la sala, pero la obra nunca se completó.

En abril de 2015, el cine abrió fugazmente con dos pequeñas salas, tras cuatro años de trabajos que debían finalizar en 2014. A fines del año pasado volvió a cerrar. El Plata, declarado de interés audiovisual por el INCAA en 2012, debe tener protección estructural, pero en estos años sufrió más roturas que arreglos, y la tarea de refacción lleva meses paralizada. "Y ahora nos enteramos de que, subrepticiamente, se presentaron la abogada Garbiela Aranaz, del Ministerio de Cultura de la Ciudad, junto con un tasador del Banco Ciudad y dos empresarios de la cumbia, los hermanos Pablo y Adrián Serantoni, productores del programa Pasión de Sábado", comenta Walter Ordoñez, vecino integrante de la Coordinadora en Defensa del Cine El Plata, que se declaró en estado de alerta.

En su presentación del presupuesto ante la Legislatura del lunes pasado, el ministro de Cultura porteño, Angel Mahler, explicó que no hay partidas para El Plata: "Es un tema heredado. Entró en comodato hasta 2015 y vuelve a su dueño que es la Corporación del Sur", manifestó el funcionario. La Corporación del Sur buscaría venderlo o concesionarlo. "Si hubo una tasación –dice Ordóñez–, queremos saber si se corresponde con los $ 25 millones que declaran haber invertido en El Plata". La sala permanece clausurada, pero la película todavía no termina. «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS