"La condena me sabe a poco"

Lo dijo Guillermo Pérez Roisinblit, el nieto apropiado durante la dictadura por los represores condenados.
8 de Septiembre de 2016

Luego del fallo del Tribunal Oral Federal Nº 5 de San Martín –que condenó a 25 años de prisión al exjefe de la Fuerza Aérea, Omar Graffigna, y al exjefe de la Regional de Inteligencia de Buenos Aires (RIBA), Luis Trillo, por considerarlos coautores de la privación ilegítima de la libertad y tormentos contra José Pérez Rojo y Patricia Roisinblit, dos militantes que permanecen desaparecidos desde 1978 –, el hijo de la pareja, Guillermo Pérez Roisinblit, expresó en diálogo con Tiempo, que la condena le “sabe a poco”.

Guillermo, quien es nieto de la vicepresidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Rosa Tarlovsky de Roisinblit, y quien recuperó su identidad hace 16 años, dijo: “Hay mucha tela para cortar con el fallo. Primero porque condenan a Graffigna a 25 años, luego de 38 años y tras haber sido absuelto en el Juicio a las Juntas. Y segundo, con la condena a Trillo se deja como resultado que para la Justicia la Regional de Inteligencia de Buenos Aires funcionó como un centro clandestino de detención y tortura. Pero en este proceso no se analizó ni el secuestro de mi hermana, ni se condenó y a los represores por mi apropiación, ya que sólo penaron al médico que asistió a mi mamá y a mi apropiador”. En relación a Gómez, Guillermo fue contundente: “12 años me parece poco”.

Guillermo, que es estudiante de derecho, cuestionó la resolución judicial porque “para la Justicia argentina mis padres continúan secuestrados, ya que Graffigna y Trillo fueron condenados por el delito de privación ilegal de la libertad, cuando la causa debería ser por desaparición forzada de personas”. En ese sentido, el hombre lamentó: “Mis padres no están secuestrados después de 38 años. Están muertos y estas personas son responsables”.

Y buscando algo de optimismo, finalizó: “Pasaron 38 años. En definitiva termina sabiendo a poco, porque seguimos sin saber donde están mis padres. Pero está bueno tener un poco de justicia aunque sea tan tardía”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS