La conducción de la CGT, del apoyo cerrado al gobierno a la condena a la política de "ajuste"

Mediante un comunicado los dirigentes de la Central aseguraron que "la pandemia no terminó" y criticaron la austeridad fiscal. El moyanismo y la Corriente Federal desconfían. Mientras, los gremios aeronáuticos apuntaron contra Meoni.
(Foto: Twitter Daer)
Por Martín Ferreyra - martinferreyra1@gmail.com
15 de noviembre de 2020

La CGT expresó su preocupación por a las medidas económicas del gobierno y advirtió que ponen en riesgo el esfuerzo hecho durante la pandemia por el Estado, los trabajadores, los beneficiarios de planes y por las propias empresas.

Sin embargo, el camionero Pablo Moyano, referente de la central sindical en el ámbito del Frente Sindical para el Modelo Nacional, definió el comunicado como “curioso” y se manifestó sorprendido porque “los mismos dirigentes llamativamente no eran tan críticos del gobierno anterior”.

El segundo de Hugo Moyano en el Sindicato de Choferes de Camiones hizo una defensa cerrada de la administración nacional en la que declaró: “Puede haber sectores que hayan sido perjudicados pero el gobierno hizo lo necesario para que los trabajadores no pierdan salario a través de los IFE y de los ATP”.

Moyano incluso aseveró que “en este momento algunas medidas pueden ser antipáticas pero son necesarias. Los compañeros, más allá de lo particular, tienen que apoyar estas medidas del gobierno porque la derecha sigue cuestionando cada medida del gobierno y está latente a cualquier equivocación para seguir pegándole. Este sector de la derecha sabemos a quién responde y no tiene nada que ver con los intereses de los trabajadores”, concluyó en una entrevista con Radio Gráfica.

El comunicado oficial de la CGT, fechado el martes 10 de noviembre, apeló en cambio al esfuerzo social que “evitó el colapso”. Igual que Moyano cuestionó la herencia económica del gobierno de Cambiemos y saludó las medidas que tomó la administración de Alberto Fernández para capear  la crisis del Covid-19.

Sin embargo, a diferencia del camionero, remarcó que la pandemia sigue siendo una realidad que muestra a muchos sectores de la economía todavía detenidos por causa de la emergencia sanitaria y apuntó que “no es posible desarmar el andamiaje social y económico construido con tanto esfuerzo y garantizar que el cambio de fórmula de actualización jubilatoria no perjudique a los beneficiarios del sistema previsional”, en referencia abierta a una de las medidas  más discutidas en la última semana.

Moyano, por su lado, aseguró en la nota con Radio Gráfica que desconocía el pacto que negocia el gobierno con el Fondo Monetario Internacional para obtener facilidades para el pago de la deuda con ese organismo. No obstante, volvió a aprovechar para hacer una defensa sin atenuantes de la política oficial: “Un gobierno peronista, por más que venga el Fondo Monetario Internacional, no va a entregar los derechos de los trabajadores a través de una reforma laboral ni va a perjudicar a los jubilados. Sería un tiro en el pie”, ilustró.

En sintonía con Moyano, el titular de la Federación Gráfica Bonaerense, Héctor Amichetti, lamentó “por extraño” el comunicado de la central sindical. El dirigente planteó que la CGT tiene diálogo con Alberto Fernández y que podría haber apelado a ese acceso para hacer manifestaciones directas al jefe de Estado.

“Es el viejo estilo sindical de apretar públicamente para buscar alguna solución a otro tema”, evaluó Amichetti, quien aseguró que comparte pasajes del mensaje de la confederación de gremios pero no la forma a la que apeló para plantear su disidencia.

Sobre el levantamiento del IFE y el ATP, aseguró: "Nos preocupa porque no hemos salido de la situación de crisis. Hay mucho cuidado con todas estas medidas, porque hay una franja que todavía necesita ayuda estatal", y sugirió que la discontinuación de esas políticas podría haberse compensado con un aporte solidario, en alusión al impuesto a las grandes fortunas. Incluso apuntó a las empresas por las paritarias, que definió como “ajustadas”.

Los cruces de la dirigencia gremial sumaron al del titular de UPCN, Andrés Rodríguez, en línea con el mensaje de la entidad publicado el martes.

Rodríguez habló de “ajuste” y no descartó medidas de fuerza. Además de acompañar las críticas a la eliminación de programas de acompañamiento económico, el hombre del gremio de empleados públicos condenó los cambios a la fórmula para actualizar las jubilaciones.

En esa línea, declaró que “no es el momento de aplicar todas estas cuestiones de ajuste y menos de manera unilateral. El gobierno tendría que haber convocado”, señaló en una entrevista a El Destape. «

Acto del PO en la Plaza, contra el FMI

En lo que resultó ser el primer acto político callejero luego del fin de la ASPO, el Partido Obrero en el Frente de Izquierda reunió ayer unas 10 mil personas en la Plaza de Mayo.

Los oradores apuntaron contra lo que consideraron el ajuste que impone el régimen del FMI con el propósito de orientar sus críticas al gobierno pero también a la oposición de Cambiemos. Hicieron uso de la palabra dirigentes políticos, sindicales y piqueteros. El cierre fue para la diputada Romina Del Plá.

Sin despidos legales hasta fin de enero

El gobierno decidió renovar el decreto antidespidos por tercera vez consecutiva.

El texto del decreto se conocerá el lunes pero, según pudo saber Tiempo, el plazo será hasta el 31 de enero de 2021.

Del mismo modo, se extenderá el plazo para la vigencia de la doble indemnización aunque, posiblemente, sea hasta fines de febrero. Los datos oficiales dan cuenta de que esa política no fue capaz de preservar todas las fuentes de trabajo aunque desde el gobierno aseguran que los ceses fueron por cierres.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual