La crisis en UTA y la disputa en Transporte condicionan una elección clave en la CGT

Se trata de la elección de la CATT, en mayo próximo, que podría golpear el precario acuerdo que logró la candidatura de Alberto F. Los gremios que la integran están duramente enfrentados.
(Foto: TELAM)
Por Alfonso de Villalobos - @alfondevil
22 de Diciembre de 2019

La Confederación Argentina de los Trabajadores del Transporte (CATT) representa a más de un millón de trabajadores agrupados en unos 30 sindicatos. Cuenta con un gran poder de fuego por su capacidad de paralizar el movimiento económico.

No es viable pensar en un paro general de la CGT sin el concurso de sindicatos como la UTA, Camioneros, Ferroviarios, portuarios y los gremios aeronáuticos. En el marco del Acuerdo Social que promueve, para el gobierno resulta estratégico contar con una CATT alineada y sin tensiones internas.

Los incidentes en la Unión Tranviarios Automotor (UTA) dan cuenta de que esa tarea no resultará sencilla. Más allá del deterioro de las condiciones salariales de los choferes, los protagonistas reconocieron que la virtual ocupación de la sede de la UTA se explica por la interna que anida en el sindicato y cuyas aristas llegan hasta el Ministerio de Transporte.

Es que uno de los detonantes, según reconoció a Tiempo el líder de la oposición Miguel Ángel Bustinduy, fue la designación de Abel De Manuele, el abogado del titular de la UTA, Roberto Fernández, como jefe de Gabinete del nuevo ministro de Transporte, Mario Meoni. Según Bustinduy, De Manuele impugnó su lista en la UTA, además de "haber integrado el consejo de brillantes que asesoró a Dante Sica con la reforma laboral".

El líder de los Camioneros, Hugo Moyano, aspiró a colocar en ese cargo a un referente propio luego de que el gobierno desestimara la designación de Guillermo López del Punta, vinculado al camionero, y privilegiara, como en Trabajo, a personas cercanas al Frente Renovador de Sergio Massa. Héctor Dáer y Carlos Acuña, el binomio de la CGT, accedieron a bancas legislativas en las listas del Frente Renovador. Moyano, luego de los incidentes, denunció la falta de democracia sindical y sugirió que Roberto Fernández debía renunciar.

Daer y Acuña, por el contrario, respaldaron al líder de  la UTA y descartaron irregularidades en su designación. Desde la CATT oficialmente repudiaron los hechos pero sin responsabilizar a ninguna de las partes: "Apostamos a que los trabajadores diriman sus diferencias dentro de la orgánica", dijeron en un comunicado, y destacaron que "sólo la unidad puede ser garantía de la lucha por la justicia social".

La disputa entre el moyanismo y otros popes del transporte en la CGT también tiene un capítulo en el liderazgo de la Juventud Sindical (JS). La renuncia del aeronavegante Juan Pablo Brey, junto con otros aliados de Moyano, al cargo de secretario de la Juventud de la CGT fue la excusa para que los dirigentes de la UTA y los ferroviarios ungieran a Sebastián Maturano (hijo de Omar) como líder de la JS. Hoy existen dos agrupamientos enfrentados con el mismo nombre.

En el reparto de funcionarios, en general escasos para el sindicalismo, el sector de Moyano quedó relegado mientras que los sectores vinculados a la mesa chica de la CGT se beneficiaron con la designación de David Aruachan, de UPCN, en la Superintendencia de Servicios de Salud, en tanto que el taxista Omar Viviani logró colar a la abogada de la CGT y cercana a su gremio, Mónica Risotto, en la estratégica Dirección de Asociaciones Sindicales.

La elección de la CATT, que se realizará en mayo, sería el terreno en el cual Moyano, que la lideró durante varios mandatos, aspire a recuperar terreno y, sin dudas, constituye la antesala para la renovación de autoridades de la CGT pautada para agosto de 2020.

El actual secretario general de la CATT, Juan Carlos Schmid, luego de renunciar a su cargo en el triunvirato de la CGT, alejarse del moyanismo y refugiarse en el triunvirato piquetero de San Cayetano, difícilmente reúna el poderío para un nuevo mandato.

De hecho, los principales sindicatos portuarios –agrupados en FEMPINRA–, de la cual Schmid también es titular, desoyeron su llamado a no parar el 30 de abril pasado con el Frente Sindical para el Modelo Nacional. Fue en esa fecha cuando despuntó la figura de Bustinduy en la UTA al paralizar 104 líneas de colectivos, con lo que apuntaló la medida de fuerza. Los gremios aeronáuticos pararon alineados con Moyano y desafiaron a la CATT y a la directiva de la CGT, influenciada por la UTA y los sindicatos ferroviarios.

Schmid destacó a Tiempo que "no tiene nada que ver con la elección de agosto pero es obvio que la renovación de la autoridades de la CGT va a estar como telón de fondo". Sobre su posible candidatura, señaló que "es el Congreso el que va a decidir si voy por un nuevo mandato".

Sergio Sasia, de la Unión Ferroviaria (UF), señaló a Tiempo que "el objetivo prioritario en el movimiento obrero es estar todos unidos en esta mesa de concertación social. No estamos viendo la elección de la CATT ni las de agosto aunque queremos trabajar para llegar con todo el arco sindical unido".

Con todo, un destacado dirigente que hoy busca mostrarse equidistante entre las fracciones confió que el líder de La Fraternidad, Omar Maturano, aspira a encabezar la CATT y que el taxista Viviani, alejado de una relación histórica con Moyano, podría volver a ocupar ese lugar. Además, explicó que Schmid podría ofrecerse como "prenda de unidad si es que no se llegara a un acuerdo". Esa variante sería a expensas de la representatividad de la CATT.

Viviani destacó a Tiempo que "va a haber una lista de unidad pero la discusión está verde. Lo que pasó en el Ministerio de Transporte es lógico y no va a influir en absoluto en la CATT". Sobre la crisis de la UTA, consideró que "las diferencias no se arreglan como sucedió. No se puede entrar a un sindicato y romper todo. Se hace una lista y se gana el gremio". Sobre el impacto de los nombramientos en Trabajo, el taxista dijo estar conforme con las designaciones. "Se avecinan tiempos difíciles, va a haber mucho que hacer", agregó. Para Schmid, "hay que tratar de colocar gente que entienda en la materia, pero la lapicera es de quien ha logrado el respaldo con la voluntad popular".

Del centenar de congresales que votarán en la elección de la CATT, los gremios con mayor representación son la UTA y Camioneros –hoy en las antípodas– y el de taxistas. Entre los tres reúnen cerca de un 40% de los votos.

La elección pondrá a prueba la precaria unidad que la candidatura de Alberto Fernández logró dentro de la CGT. «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS