“La discusión no puede ser entre matar o torturar”

El Observatorio de Derechos Humanos de la Ciudad rechazó los dichos de Bullrich sobre las pistolas Taser.
7 de Febrero de 2018

“El Observatorio de Derechos Humanos de la Ciudad de Buenos Aires hace un llamado a las Autoridades del Estado Argentino para que respeten, controlen y obliguen a que todos los poderes del Estado respeten la Constitución Nacional y los Tratados y Convenciones que la integran”, señaló el ODH en un comunicado tras la defensa de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, a un policía acusado de gatillo fácil.

“En los últimos días altísimos funcionarios del Poder Ejecutivo Nacional, así como las máximas autoridades de la provincia de Buenos Aires y Ciudad se han manifestado en contra del respeto al derecho fundamental de las personas, el Derecho a la Vida. Han incitado al uso de la violencia extrema y desmedida con personas que poseen múltiples derechos y garantías, de los cuales las fuerzas del Estado deben ser garantes”, expresó el organismo y consideró que las expresiones de Bullrich “van en contra de los principios a los que, por ley, debe ajustarse la Policía”.

En ese sentido, el ODH rechazó el intento de la ministra de Seguridad de reabrir la discusión sobre las pistolas Taser para evitar casos como el de Chocobar, quien le disparó y mató por la espalda a un joven acusado de robar a un turista.

"En la Argentina se discute a la pistola Taser. Este es un buen momento para decidir que la policía tenga un arma letal y un arma que en el 97% de los casos no es letal, como la Taser", manifestó la funcionaria.

“Esta situación planteada ex profeso ha vuelto a abrir la discusión respecto de las armas eléctricas de tortura Taser, este tipo de armas han sido catalogadas por el Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas como capaces de violentar el deber del Estado de prevenir las violaciones a los derechos humanos, el deber de proteger la vida, integridad física y salud, calificándolas como implementos de tortura”, explicó el Observatorio y consideró que “la discusión no puede ser entre matar o torturar”.

El ODH se encuentra peticionando ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que se impida el uso de las armas eléctricas de tortura Taser en la República Argentina. “Hasta tanto se logre el pronunciamiento, el Estado Argentino debe tomar las medidas efectivas para evitar todo tipo de violación de derechos, abuso, trato o pena inhumana o cruel por parte de las fuerzas de seguridad”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS