La estrategia de Alberto para que la reforma judicial no se empantane en la grieta

El presidente y su ministra de Justicia salieron a zanjar diferencias y a sumar voluntades, para aislar a la oposición radicalizada macrista. 

30 de julio de 2020

“Nadie puede sorprenderse por lo que estamos haciendo”, dijo calmo Alberto Fernández al anunciar la reforma judicial, uno de sus más preciados proyectos. Y recordó sus propias palabras durante la campaña electoral sobre esta propuesta y su triunfo en las urnas, por lo que dio por plebiscitada la reforma de una de las leyes que va a transformar el poder más anquilosado de la República. La encargada de salir a defender este proyecto que será enviado al Congreso es la ministra de Justicia Marcela Losardo. “Tenemos que pensar diferente y despojarnos de estas cuestiones que no nos dejan avanzar, y lo único que hacemos es mancillar las buenas ideas”, dijo al revelar la estrategia transgrieta de la composición del consejo de notables, integrado tanto por el abogado de Cristina Fernández, Carlos Beraldi como Inés Weimberg de Roca, promovida por Mauricio Macri a la Procuración.

El Salón Blanco, poco usado durante la cuarentena, encendió sus luces para recibir al presidente, su jefe de Gabinete Santiago Cafiero, la ministra Losardo, la integrante de la Corte Suprema Highton de Nolasco y miembros del consejo de notables. Todos ellos se ubicaron de frente a las cámaras, detrás del atril desde donde habló Alberto, quien pidió especialmente que al frente se sentaran mujeres. Enfrentados se ubicaron -siempre con distancia física- los diputados y senadores que recibirán el proyecto para discutirlo en el Congreso.

Las dos altas funcionarias ausentes fueron Vilma Ibarra, secretaria legal y técnica, y la vicepresidenta Cristina Fernández. Es que el objetivo es que sea Losardo, con diálogo hacia adentro del Poder Judicial, la que salga a explicar en los medios los principales lineamientos. De hecho, así lo hizo ayer ante la prensa acreditada. “Por fin tuvimos la oportunidad presentar el proyecto de reforma que será enviado al Senado para que sea discutido”, festejó tras el delay que produjo la pandemia, pero también la falta de acuerdo hacia adentro del gobierno sobre algunos tópicos centrales.

Si bien para el presidente siempre fue prioridad la reforma de la justicia, no quería apurarse para poder analizar en profundidad la aplicabilidad de un sistema que, además de su imbricación con los servicios de inteligencia, se muestra poco accesible para la ciudadanía. “El presidente lo dijo en su campaña, quiere una Justicia independiente, eficaz y efectiva”, recordó Losardo.

La ministra había estado reunida con el presidente en su despacho junto a Arslanián, Highton luego de la presentación. Al salir, se lamentó que Juntos por el Cambio no haya concurrido. “Es una pena que no hayan acompañado, esto es una democracia, este es un acto que se hizo para presentar el proyecto”, sostuvo.

Más tarde, Mario Negri, titular del interbloque de JxC tuiteó “analizaremos con máximo rigor la Reforma Judicial, tal como lo hicimos en 2013 cuando se anunció la ‘democratización de la Justicia’, aquel intento burdo de politización de la misma. Ese antecedente nos exige ser sumamente firmes en la defensa de la independencia de la Justicia”. En paralelo una catarata de trolls comenzaron a convocar a un cacerolazo en contra que finalmente nunca se encendió, pero que dejó en claro que el ala que responde a Macri dentro del PRO se va a oponer incluso antes de haber leído el texto. Esa grieta interna se había profundizado este martes durante la reunión que tuvieron los dirigentes más importantes en la que Macri insistió en ser férreos mientras que otros aconsejaban por lo menos conocer los lineamientos principales antes de pronunciarse.

Por lo pronto, es el propio Fernández quien quiere marcar no una despolitización del debate sino más bien todo lo contrario. Es por eso que convocó a Beraldi y Waiber de Roca. Losardo lo sintetizó: “Estoy conforme con todos los integrantes del consejo, no sólo por la pluralidad, sino por la cuestión de género, son todos académicamente muy solventes. Beraldi, Arslanian, Hilda Kogan, reconocimientos académicos. ¿Qué tiene que ver que Beraldi sea abogado de Cristina? ¿Por eso no puede integrar una comisión para asesorar al presidente? También está la doctora Weimberg de Roca que podríamos decir que es macrista. Tenemos que pensar diferente y despojarnos de estas cuestiones que no nos dejan avanzar. Lo único que hacemos es mancillar las buenas ideas”, recalcó Losardo.

De hecho, fue el propio presidente el que se encargó de aclarar en su discurso que “este proyecto recoge el texto de un proyecto de ley impulsado por la anterior gestión de gobierno en el marco del programa “Justicia 2020”. El proyecto citado fue presentado ante el Senado de la Nación por los senadores Humberto Schiavoni, Federico Pinedo, Ernesto Martínez, Rodolfo Urtubey, Luis Naidenoff y por la senadora Silvia Elías de Pérez”. Con este párrafo el presidente hizo notar que si tuvo el visto bueno de la dirigencia cambiemita y sus satélites en el pasado, no tiene porque faltarle consenso a la hora de ser votado.

Los diputados presentes fueron José Luis Ramón, titular del bloque Interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, de ocho miembros cuyos votos son claves a la hora de sancionar leyes. Lo mismo sucede con Eduardo Bucca, del bloque lavagnista Interbloque Federal, de once miembros, también claves para sumar voluntades. Sergio Massa, presidente de la Cámara Baja también se hizo presente. Asimismo, estuvieron los senadores Mariano Mariano y Anabel Fernández Sagasti; los diputados y diputadas Vanesa Siley y Cristina Álvarez Rodríguez. Doñate, Claudio Martín

La presidenta de la corte suprema de Tucumán, Claudia Sdbar, y el resto de los integrantes del Consejo que asesorará a Alberto, Arslanián, María del Carmen Battaini, Beraldi, Luis Busnelli, Juan Manuel Cullota, Raúl Gustavo Ferreyra, Adriana García Netto,

Marcelo Gebhardt, Andrés Gil Domínguez, Marisa Herrera, Elena Highton, Gonzalo Kodelos, Hilda Kogan, Alberto Lugones, Diego Molea, Omar Palermo, Gerónimo Ustarroz, María Fernanda Vázquez.

Consejo de notables

Mientras el Senado recibirá esta semana el proyecto para ser debatido, en paralelo camina la tarea del consejo de notables creado a través de un decreto presidencial y que no tendrá su propia tarea: evaluar y proponer medidas de funcionamiento del Consejo de la Magistratura, la Procuración, Corte Suprema y juicios por jurado.

Con respecto de la Corte Suprema, analizará la composición, la selección de integrantes, de criterios de diversidad de género y representación federal, entre otros.

En tanto, sobre el Consejo de la Magistratura, también analizarán la conveniencia de modificar la composición del cuerpo y armonizar su funcionamiento con el de la Corte Suprema.

En lo que hace a la Procuración o Ministerio Público, la Comisión evaluará si se debe modificar el actual régimen legal de designación de sus titulares y la posibilidad de que sus mandatos sean temporarios.

Respecto del sistema de juicios por jurados, evaluarán el cumplimiento de la manera más eficaz al mandato constitucional.

También esta comisión analizará el modo de terminar con el proceso de transferencia de competencias en materia penal no federal a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El dictamen que el Consejo Consultivo efectúe será adoptado por mayoría de la totalidad de sus miembros e incluirá, en su caso, las disidencias y recomendaciones que cada integrante desee dejar planteadas.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual