La industria automotriz sigue en rojo: caída del 15,1% en marzo

Las fábricas también produjeron un 6,1% menos que en febrero a la par del fuerte aumento de las importaciones de autos brasileños, que dominan el mercado local. También cayeron las exportaciones al país vecino.
5 de Mayo de 2017

La crisis de la industria automotriz sumó un nuevo tramo en abril con una caída del 15,1% en la comparación con el dato del mismo mes del año pasado, informó la Asociación de Fábricas local (ADEFA). En un mes con cuatro feriados las empresas produjeron 37.730 unidades que a su vez representan un 5,9% menos que marzo, el mes anterior.

ADEFA informó que las terminales radicadas en el país exportaron a mercados del mundo 18.571 vehículos, lo que equivale a una fuerte caída del 10,3% respecto a abril del 2016, si bien muestra un recorrido contrario en relación a marzo, con una suba considerable del 6,1%.

La fabricación local viene de largos meses de caída que conviven con el significativo avance de las importaciones desde Europa, México y fundamentalmente Brasil, el principal socio comercial del país. Esta relación desigual en términos de comercio internacional impactó en la actividad local, que desde el año pasado sumó despidos y suspensiones de personal conjugados con bajas de proyectos en distintas empresas.

Pese a ese panorama, que hoy tiene en el centro de la mira la situación laboral de General Motors y Ford, la industria automotriz aumentó el uso de su capacidad instalada entre febrero y marzo, según informó hoy el INDEC (ver nota aparte), lo que a priori enciende la expectativa del sector. La información de ADEFA agrega que en ventas mayoristas, el sector comercializó a la red de concesionarios 68.117 unidades, un volumen que “se ubicó 1,2%por debajo del mes anterior, y avanzó 12,6% en su comparación con abril del año pasado”.

El comunicado oficial de las firmas resalta que en un mes con un promedio de 18 días hábiles de actividad “las terminales automotrices produjeron 37.730 vehículos (automóviles y utilitarios), es decir, registraron una baja de 5,9 % en relación a marzo pasado (22 días hábiles) cuando se produjeron 40.107 unidades y una baja de 15,1 % respecto del desempeño de abril de 2016 (21 días) cuando la producción fue de 44.447 vehículos”. En el primer cuatrimestre, sumó la información oficial, el sector produjo 128.635 unidades que constituyeron un 9,8% menos frente a las 142.615 unidades que se produjeron en el primer cuatrimestre de 2016.

Las exportaciones acumuladas entre enero y abril fueron de 58.764 unidades, un 5 % por sobre el volumen que se registró el mismo período de 2016, destacó el informe empresario. Al analizar la estadística del sector, el titular de ADEFA y hombre de Peugeot, Luis Ureta Sáenz Peña, remarcó la necesidad de “atender de manera urgente las problemáticas vinculadas a la competitividad, como la alta carga impositiva, los costos logísticos, la mejora de la productividad y la apertura de nuevos mercados para poder contar con una industria sostenible a largo plazo”. En esa línea, el dirigente tuvo elogios para la iniciativa gubernamental de incrementar el reintegro a las exportaciones aunque advirtió que la medida “no compensa la carga tributaria (impuestos indirectos) que se acumula en el valor de un vehículo de exportación”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS