La intimidad del Mundial 86

Un documental de ocho capítulos, con Víctor Hugo Morales como locutor, ofrece una mirada distinta e íntima sobre los jugadores que lograron aquella hazaña.
24 de Abril de 2016

Un eje determinante para que “La otra historia detrás de la Copa” sea la otra historia no radica tanto en contar tal cual secreto, sino en el punto de vista. Y uno de los puntos de vista centrales con los que Christian Rémoli construyó esta miniserie documental es presentar a los jugadores argentinos campeones del Mundo de México 1986 es presentar a los jugadores como personas comunes. Tipos comunes que hicieron lo que otras personas comunes, miles, millones, hubieran querido hacer. O hicieron, en verdad, pero proyectados en esos tipos comunes que concentraron durante casi 60 días en la austera y tranquila sede del club América.

Los ocho capítulos comienzan con la misma secuencia inédita sacada de la cámara de video personal de Julio Olarticoechea. El 28 de junio, solo un día antes de la final con Alemania, el Vasco interroga a sus compañeros con Nery Pumpido como cómplice detrás de la cámara, tal como lo habían hecho antes de enfrentar a Bélgica. A pocas horas del partido de sus vidas, los jugadores se muestran tranquilos, relajados, hablando de temas que poco tienen que ver con estar por jugar una final del Mundo. Con la locución de Víctor Hugo Morales, el documental cuenta con los testimonios de la gran mayoría de los protagonistas y narra desde la salida de César Luis Menotti en 1982 hasta la vuelta olímpica en el estadio Azteca.

En ocho capítulos de poco menos de media hora, Rémoli repasa el camino hacia la Copa del Mundo, la concentración en Tilcara, la partida a México sin nadie que los despida, la extraña enfermedad que dejó afuera a Daniel Passarella y todos los partidos del Mundial, incluido uno dedicado al duelo con Inglaterra en el que hablan dos ex combatientes de Malvinas y otro a la final en la que los propios jugadores reviven sus emociones a 30 años de aquella hazaña. Ya tuvo dos proyecciones a sala llena en el BAFICI y tendrá otra hoy (domingo) a las 17 en el Espacio Cultural Julián Centeya. Luego quedará disponible para los canales públicos de todo el país.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N