La justicia falló que Othacehé vuelva a la rectoría de la Universidad Nacional del Oeste

El hijo del ex intendente de Merlo había sido destituido el año pasado. La UNO estuvo paralizada más de un año por una fuerte disputa de poder. Las actuales autoridades apelarán la medida.
7 de Septiembre de 2017

La Sala II de la Cámara de Apelaciones de San Martín resolvió el 1° de septiembre por mayoría que el destituido rector de la Universidad Nacional del Oeste (UNO), Martín Othacehé sea repuesto en el cargo.

Tiempo Argentino pudo saber que la medida será apelada y permanecerá suspendida hasta que el fallo quede firme. Todo esto ocurre mientras la Casa de Altos Estudios se dispone a renovar sus autoridades el mes próximo.

Esta causa se inició por una denuncia del ex rector, el hijo del ex intendente de Merlo, Raúl El Vasco Othacehé, en la que cuestionaba la Asamblea Universitaria del 13 de agosto del año pasado que lo destituyó por 54 votos a favor y sólo 4 en contra.

Desde entonces, el vicerrector Daniel Blanco quedó a cargo de la UNO, pero de manera inaudita el Rectorado de la institución situado en la sede de San Antonio de Padua, permanece desde ese entonces ocupado por Othacehé y sus seguidores.

“La asamblea había sido convocada exclusivamente para tratar la remoción del rector porque el gobierno de la universidad no estaba funcionando. Había un conflicto institucional muy fuerte. Se habían suspendido a algunos funcionarios y otros directamente se habían ido”, explicó a este diario Marcelo Ducrós, el secretario Legal y Técnico de la UNO. A este problema se sumaba que los primeros 70 alumnos que habían finalizado sus carreras no podían obtener su diploma porque la Secretaría de Políticas Universitarias no reconocía a las autoridades de la universidad.

Es que una vez que El Vasco perdió las internas del Frente para la Victoria en el 2015 ante Gustavo Menéndez, gran parte de su clan familiar y funcionarios que le fueron fieles durante los 24 años de gestión en Merlo –de 1991 a 2015- recalaron en diferentes cargos en la UNO, que oportunamente estaba bajo la conducción de su hijo Martín.

Ante esta situación, Nación había planteado devolverle la institucionalidad a la Casa de Altos Estudios a cambio de que el rectorado diera un paso al costado: Othacehé y su segundo, Daniel Blanco, debían renunciar. El vicerrector estaba dispuesto a hacerlo pero el hijo del ex intendente nunca abandonó ese espacio de poder y comenzó una guerra abierta que incluyó denuncias cruzadas de violencia.

Lo cierto es que una vez que se realizó la Asamblea Universitaria en cuestión, se restablecieron los vínculos con la Secretaría de Políticas Universitarias. De hecho, en mayo de este año finalmente el Ministerio de Educación certificó la entrega de los primeros títulos a los graduados.

Así lo entendió el juez Hugo Gurruchaga que votó en contra de la posibilidad de que Othacehé pudiera volver al rectorado. “La Asamblea Universitaria adoptó esta decisión con miras a destrabar ese gravísimo problema” que existía con Nación, según argumentó el magistrado en el fallo, en disidencia con sus pares Marcela Zabala y Juan Pablo Salas. Gurruchaga además avaló lo que pasó en la asamblea dado que hubo un escribano presente y su acta no fue atacada jurídicamente.

En los próximos días, la administración a cargo de Blanco presentará un recurso extraordinario de apelación para que el planteo llegue a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, quien antes de estudiar el caso deberá conceder o no el pedido.

Los integrantes de la Asamblea Universitaria, representada por los claustros docentes, no docentes y los estudiantes, rechazaron el fallo judicial de la Cámara de Apelaciones de San Martín.

Renovación de autoridades

Más allá de todo esto, los cargos en el rectorado caducarán el próximo 25 de octubre. La Asamblea Universitaria que deberá elegir al rector y su vice, ya fue convocada para el 13 de octubre.

Se presentaron dos fórmulas: el vicerrector Daniel Blanco y el secretario de Legal y Técnica Marcelo Ducrós; y el decano de la Escuela de Administración, Roberto Gallo, y el secretario de Ciencia y Tecnología, Franco Arrúa.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS