La justicia porteña rechazó la construcción de torres de IRSA en Caballito

A pedido de ONGs, el Fuero Contencioso Administrativo no hizo lugar a un pedido de la firma y del Gobierno porteño para hacer 3 torres
25 de noviembre de 2016

La Sala III del Fuero Contencioso Administrativo y Tributario rechazó los recursos de IRSA, empresa de Eduardo Elsztain, y del Gobierno de la Ciudad para construir tres torres de 30 pisos en Rojas al 600, en el barrio de Caballito.

Los jueces Gabriela Seijas, Horacio Guillermo Corti y Hugo Ricardo Zuleta rechazaron los recursos de inconstitucionalidad que habían presentado la empresa constructora y la administración porteña.

Así, la Sala II dejó firme dejó firme el fallo de diciembre de 2015 del juez Lisandro Fastman, que había suspendido la construcción de los tres edificios de 21, 25 y 30 pisos en la manzana comprendida por las calles Colpayo, Felipe Vallese, Mendez de Andes y Rojas, en Caballito.

En 2008, la Legislatura de la Ciudad aprobó una ley contra la construcción de edificios de más de 14 metros en unas 80 manzanas de Caballito. Entre la sanción y la promulgación de la ley, IRSA consiguió el permiso para comenzar con la obra esas manzanas.

En 2011, la constructora comenzó a construir, lo que provocó la movilización de las ONGs Basta de Demoler, SOS Caballito y Observatorio del Derecho a la Ciudad, quienes denunciaron la obra ante la justicia.

A pesar de los amparos presentados por las organizaciones, entre 2012 y 2015, cuando se suspendió la obra, la empresa avanzó con la construcción de unos 14 pisos sobre la calle Méndez de Andes que ahora debería demoler.

IRSA, dueña también de todos los shoppings de la Ciudad, tercerizó la construcción en la firma TGLT en el terreno de 9.784 metros cuadrados. Como contraprestación, la empresa acordó recibir departamentos de estos edificios por el valor de 12,75 millones de dólares.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual