"La ley es tan mala que el presidente del bloque oficialista no la defendió"

La oposición cuestionó el "saqueo" a los jubilados tras la aprobación de la ley. Negri, al frente del interbloque Cambiemos, sostuvo: "No puedo asegurar que los jubilados vayan a ganar más".
19 de Diciembre de 2017

Al finalizar la sesión maratónica, el jefe de bloque del PJ-FpV, Agustín Rossi, dio una improvisada conferencia de prensa en el Salón de los Pasos perdidos junto a los diputados Axel Kicillof y Wado de Pedro.

“Hicimos lo posible para que no saliera esta ley. Intentamos no dar quórum, le pedimos al oficialismo que el proyecto volviera a comisión, lamentablemente no conseguimos los números. El rechazo que genera la ley se vio anoche, vimos todo lo que sucedió con cacerolazos a lo largo y ancho del país, todas las organizaciones gremiales, voces de la iglesia, hay muchos constitucionalistas que dicen que es inconstitucional. Nos parece que es una ley mala para el conjunto del pueblo e intentamos que no se aprobase”, sostuvo allí el santafecino y cargó contra Mario Negri, presidente del bloque de Cambiemos, quien evitó hablar al finalizar la sesión para apurar la votación: “La ley es tan mala que el presidente del bloque oficialista no la defendió”.

“Hicimos lo que estuvo a nuestro alcance y lo vamos a seguir haciendo porque el gobierno hace una mala lectura de lo que sucedió ayer en la calle. Lo que sucedió con la movilización espontanea se va a repetir porque hay mucha angustia. Una mezcla de angustia y bronca por la vigencia de esta ley”, agregó.

También podés leer: Ni las movilizaciones ni los cacerolazos lograron frenar la reforma: el gobierno aprobó el recorte a jubilados

Kicillof, por su parte, consideró “una estafa a los jubilados, a los que cobran la asignación universal, a los futuros jubilados”, y explicó que el año que viene tendrán recortado un 8% sus haberes. “Ha sido un saqueo, un manotazo sobre recursos de los sectores más perjudicados por las políticas de Cambiemos. Venimos de unas elecciones hace muy poquito donde Macri, el jefe de gabinete y Vidal dijeron que no iban a tocar las jubilaciones. Hoy a la noche las tocaron, trataron de que fuera mientras no había salido el sol porque se enteraron de las enormes manifestaciones que se realizaron en todo el país, en sectores inesperados para ellos”, manifestó.

Desde el massimo también salieron a cuestionar la aprobación de la ley. Los diputados Felipe Solá, Mirta Tundis y Daniel Arroyo destacaron el “enorme costo político” para el gobierno porque “el pueblo argentino se dio cuenta que esta ley es absolutamente lesiva para nuestros abuelos, los más vulnerables”.

El diputado del FIT, Nicolás del Caño, consideró “bochornosa” la ley. “Es un robo a los jubilados, a quienes reciben la asignación universal por hijo, a 17 millones de personas, y mientras tanto le van a dar beneficios enormes a los grandes grupos económicos. De hecho, platean una sesión para tratar la reforma tributaria que tiene incorporada una rebaja a las contribuciones patronales. Es decir que mientras le roban a los jubilados le van a dar a los empresarios”, sostuvo.

Negri fue uno de los últimos en salir. “Fue una jornada muy difícil, de mucha tensión. No solo de puja legislativa sino lo que se veía alrededor, en la calle. Una violencia inusitada, desproporcionada”, señaló.

Al ser consultado si los jubilados van a ganar más con esta reforma, el jefe del interbloque de Cambiemos no defendió la nueva fórmula y se desligó de la ley: “Yo pienso que va a ser así pero eso yo no tengo que asegurarlo. No soy especialista yo. El gobierno ha hecho estudios y ha trabajado en una formula más previsible para los vaivenes”.

En ese sentido, indicó que cuando "se calmen" las aguas, el Gobierno deberá explicar mejor la ley aprobada esta mañana. "Nadie puede imaginar que la intención es dañar a los jubilados", subrayó.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS