La noche que Callao y Rivadavia se convirtieron en un mar de fueguitos

La baja temperatura no impidió que la gente permaneciera en las calles pidiendo por el aborto legal, seguro y gratuito.

14 de Junio de 2018

Parece que no hiciera frío. Que los grados no son 2 si no 24 en esas calles que permanecieron cortadas y repletas de gente desde las 11 del mediodía.

Son las casi las dos de la mañana. Y mientras adentro del Congreso de la Nación, las cuentas van y vienen con especulaciones numéricas y políticas afuera una fila grande espera recibir su porción de guiso de lentejas caliente que prepararon los integrantes de una agrupación de género.

A 80 metros de ellos hay un escenario gigante que espera que continúe el extenso listado de artistas que se forman parte de la vigilia, a la espera de los resultados de una votación que cambiará la historia argentina. 

También podés leer: Cánticos, mates y café para ponerle calor a una jornada de lucha verde

A lo largo de Callao se realizan varias fogatas para calentarse un poco. Más cerca de Congreso, el fuego no hace falta, es tanta la cantidad de gente que está expectante y atenta a lo que dicen los diputados que no se siente ahí el frío.

Las veredas de Rivadavia y la avenida misma es la elegida para montar improvisadas camas con frazadas y camperas en la que grupos de varias mujeres y hombres descansan de a ratos. Bolsas de dormir, reposeras y carpas iglú fueron las que ayudaron a preservarse del frío y permitieron detenerse de a ratos a escuchar la extensísima sesión.

Las carpas instaladas por la campaña permanecen repletas. Nadie tiene intenciones de moverse de las calles. “No nos vamos hasta que no salga la ley”, expresan algunas agrupaciones que están desde las 10 de la mañana del miércoles cantando y pidiendo que el aborto sea ley.

Casi a las 4 de la mañana, Las Taradas son las que le ponen ritmo a la noche. El grupo logró generar el clima ideal para ese momento. Difícil tarea cuando el cansancio y el frio empiezan a ganar. “Vengan a acompañarnos, no dejen las calles”, piden desde el escenario Victoria Donda y Dolores Fonzi, durante la actuación de Las Taradas.

Hora del recambio. A las cinco de la mañana, la calma gana la calle, mientras unos grupos se reúnen frente a las pantallas para seguir otro llega para garantizar el acompañamiento a la ley fuera del congreso. Desde adentro llegan noticias de los resultados que cambian minuto a minuto.

Desde la Campaña por el aborto legal, seguro y gratuito convocan a un nuevo encuentro en las calles a las 7 de la mañana.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS