La ONU advierte sobre Veladero: "Dos episodios en menos de un año son una luz roja importante"

Alejandro Rossi, de la Oficina de las Naciones Unidas que audita a las grandes mineras de San Juan, habló con Tiempo sobre los derrames recientes. Pidió transparencia y más seguridad.
24 de Septiembre de 2016

Alejandro Rossi es asesor en medio ambiente para América Latina y el Caribe de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), que forma parte del Proyecto AuMin San Juan, que busca auditar las grandes extracciones mineras. Fueron convocados cuando ocurrió el derrame de cianuro de Barrick Gold en Mina Veladero en septiembre de 2015. En diciembre elaboraron siete recomendaciones: diques, barreras hidráulicas, monitoreos. No fueron atendidas por las autoridades. En septiembre, pero de 2016, un nuevo derrame en el mismo sitio y por Barrick.

"Desde la Oficina de Naciones Unidas lo vemos con mucha preocupación. Hay motivos para investigar con profundidad sobre las causas, y especialmente tomar medidas que sean adecuadas para evitar que estas situaciones sigan produciéndose", declaró a Tiempo. Y agregó: "Dos episodios en poco menos de un año son una luz roja importante."

Rossi tomó como positivo el cierre de la mina, mientras avanzan las tareas de investigación: "Es muy importante poder brindar la mayor transparencia sobre lo que se realice, y el mayor grado de participación posible. Cuando la sociedad civil tiene sensación de que no se entera oficialmente, sino por WhatsApp, es natural que sienta desconfianza. Y si se repite, la desconfianza aumenta. Miran con preocupación." Sólo así –afirmó– podrá resolverse mejor la dicotomía fuentes laborales versus riesgos ambientales. Este tema será abordado en la auditoría que presentará UNOPS en octubre. "Para trabajar con esos niveles de riesgo es importante invertir en tecnología, seguridad, garantías de control independiente y participativo de la sociedad civil." Y dijo que el gran desafío de la industria "es no responder cuando los siniestros ocurrieron".

También está el problema del control oficial, con funcionarios muchas veces cercanos a empresas. Rossi sugirió "formar y fidelizar recursos para mantenerlos en el sector público, con remuneraciones y desarrollo de carreras". También se refirió a las firmas que en sus países trabajan con más rigor ambiental que aquí: "El fenómeno del doble estándar se ve en todo el mundo y la Argentina no es la excepción. Igual hay responsabilidad a nivel gubernamental para establecer con claridad las normas para operar." «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N