La ONU, preocupada por la llegada de Trump a la Casa Blanca

El vicesecretario general, Jan Eliasson, teme por las posturas sobre cambio climático e inmigración del futuro presidente.
18 de Noviembre de 2016

La ONU aseguró estar "preocupada" por las posturas del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, sobre cambio climático e inmigración, pero confió en que Washington siga colaborando con el organismo y no limite ni su relación ni su contribución financiera cuando asuma el nuevo gobierno.

"Espero que sigamos manteniendo la misma relación con Estados Unidos como hasta ahora. Esto es en interés de cualquier estado miembro de la ONU", dijo el vicesecretario general de la ONU, Jan Eliasson, en rueda de prensa en la sede del organismo, en Nueva York.

Durante la campaña, Trump abogó por reducir drásticamente la participación activa de Estados Unidos en varios foros internacionales, incluidas las Naciones Unidas.

Washington es el principal contribuyente a las arcas de la entidad, por lo que su desvinculación tendría un impacto enorme, no sólo político sino también práctico.

Eliasson aseguró que una vez Trump llegue a la Casa Blanca, la ONU iniciará "un nuevo diálogo" con la administración estadounidense y se le pedirá que mantenga y defienda "los valores" de la ONU, informó la agencia de noticias EFE.

Dicho esto, no escondió que esta "preocupado", especialmente por la visión que el presidente electo tiene de "dos temas cruciales": cambio climático e inmigración.

"El cambio climático es una amenaza existencial para la humanidad y eso no se puede negar. Este es el tercer año seguido que se superan las temperaturas máximas en planeta", advirtió el diplomático sueco.

Además, recordó que es esencial mantener los compromisos asumidos en el Acuerdo de París, que acaba de entrar en vigor, y que pretende implementar políticas activas para limitar el calentamiento a dos grados centígrados. Trump afirmó que el cambio climático es un engaño creado "por los chinos" y ha anunciado que quiere retirar a su país del acuerdo.

Por otra parte, Eliasson dijo que la ONU estaba preocupada por el aumento de aquellos que tienen un discurso negativo respecto a los inmigrantes y a los desplazados forzosos, y recordó que todos los países miembros se comprometieron en septiembre pasado a defender los valores humanitarios en relación a este tema.

Trump ha calificado a los inmigrantes irregulares mexicanos en Estados Unidos de violadores y narcotraficantes, ha anunciado que expulsará a 12 millones de indocumentados y que construirá un muro en la frontera con México.

"Hay 244 millones de inmigrantes internacionales en el mundo, 65 millones de desplazados forzosos, es un momento único, pero todos los estudios muestran la gran contribución que hacen a nuestras sociedades, desde el punto de vista económico pero también humano, cultural", explicó Eliasson.

Asimismo, el diplomático recordó la importancia de no caer en la xenofobia y lamentó que haya "una tendencia creciente" en el mundo a defender o aceptar estas posturas racistas. En este sentido, lamentó que la tendencia al aislamiento esté creciendo en la sociedad, y dijo que lo entendía como una respuesta al "miedo creciente".

"La gente está asustada y tiende a simplificar las cosas y a buscar respuestas fáciles a problemas complejos. Y a mirar hacia dentro en lugar de hacia afuera", añadió el funcionario. Dicho esto, mostró una vez más su esperanza de que los valores universales que defiende la ONU se mantengan.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS