La oposición criticó la falta de definiciones

El Fpv, el massismo y los diputados del bloque de Bossio señalaron los puntos débiles del discurso. Ninguno afirmó creer en las palabras de Macri.
1 de marzo de 2017

Diputados de todos los bloques de la oposición criticaron el discurso de Mauricio Macri para inaugurar el periodo 135 de las sesiones ordinarias del Congreso. “Soberbia”, falta de definiciones y falta de autocrítica fueron las quejas de los legisladores.

Felipe Solá, del Frente Renovador, sostuvo en diálogo con Tiempo Argentino que Macri dijo que se había propuesto tres objetivos, uno es derrotar la pobreza o pobreza cero y la pobreza creció. El segundo es combatir el narcotráfico, puede ser que lo hayan combatido, pero el narco venció, perdieron. Y el último fue unir a los argentinos, pero con un discurso de autoelogio y provocación permanente a la oposición y tratando de mostrar que viven en un país fantástico, no nos va a unir. Necesita autocrítica, modestia y otra actitud, no hubo eso. Hubo soberbia.

Por su parte, Axel Kicillof del Frente para la Victoria, sostuvo que “Macri habló desencajado. Dio un discurso lleno de agresión. Hoy hay mezcolanza entre quién es empresario y funcionario. Los gerentes del Correo vienen del mismo Correo que fundió. Le dio las rutas aéreas a su empresa para competir contra Aerolíneas. Macri empresario y Macri presidente es lo mismo. A los de Cambiemos se los vio con caras largas, incluso cuando pasaba el cartel de “aplausos” no les daba ganas de aplaudir a los radicales”.

“Macri no habló de su proyecto de industria, ni del cierre de fábricas, ni de los despidos que ahora hay en el sector petrolero en el sur. Ellos trabajan con el ensayo y el error, pero hay más errores que ensayos. Prueban a ver si las cosas son aceptadas y pasan, pero cuando los pescan van para atrás. Hay bastante decepción desde el lado de Cambiemos. Son políticas neoliberales pero cuando ven que hay resistencia, después de que bajaron las jubilaciones y los pescan vuelven para atrás. Dejaron entrar miles de heladeras y calzados y funden la industria. Vino a anunciar al Parlamento que va a sacar decretos, no se anima a traer al Parlamento la ley de ética pública”, advirtió el ex ministro de Economía.

En tanto, Carlos Castagneto agregó que "fue un discurso absolutamente frívolo y marketinero. No tocó temas como blanqueo, Correo Argentino, Lebacs, Panamá Papers ni Avianca. Habló de tarifa social y en ningún momento mencionó a los electrodependientes, que están cada día mas desamparados al no querer el oficialismo tratar el proyecto de ley. Me dio pena una plaza vacía, sin gente sólo colmada por policías. Es parte de la realidad que estamos viviendo"

Oscar Romero, del Bloque Justicialista y dirigente sindical del Smata, dijo que el discurso de Macri estuvo lleno de “voluntarismo”. “Todo el tiempo pide que le crean” .También dijo que le preocupó que el Macri sugiriera que “el salario genera inflación”. “Para nosotros no es así, sino que los salarios dignos generan desarrollo y crecimiento. Él quiere poner topes a las paritarias. El presidente se decidió abiertamente a participar de la campaña electoral”.

Su compañero de bancada, Diego Bossio sostuvo que: “el Presidente Macri nos habló de una suerte de ‘gesta patriótica’ que está en marcha, pero no hubo respuestas concretas a las necesidades que atraviesan las familias argentinas”. “La pobreza, el tarifazo, la inflación, los despidos son datos de la realidad que están provocando situaciones de zozobra y preocupación todos los días”, dijo. Sin embargo, “todas las respuestas a esos problemas asumen el carácter de ‘una cuestión de fe’, y solo con buenos deseos no solucionamos nada".

Desde el Frente Renovador, Marco Lavagna dijo que “hay una disociación entre el relato y la realidad”. Su par de bancada, José Ignacio De Mendiguren se quejó porque “Macri beneficia al cambio, que no ocupa mano de obra, sí lo hacen las economías regionales, que están cada vez peor”. “Se exporta a China soja y se importa manufactura. Me gustaría creerle a Macri pero no comparto definición o falta de definiciones a nivel internacional en relación a la industria”.

Por su parte, el senador peronista Juan Manuel Abal Medina señaló que “el rumbo económico va muy mal y a Macri le cuesta aceptarlo y más tomar medidas”.

Carlos Heller, del Partido Solidario, manifestó su preocupación por “el camino” que según el primer mandatario muestra “el acuerdo de Vaca Muerta”. “En realidad ese camino se centra en imponer la flexibilización laboral para los trabajadores”, advirtió Heller.

Tiempo Audiovisual

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS