La oposición unida rechaza la intromisión de las FFAA en temas de seguridad

En Diputados, organismos y legisladores criticaron el anuncio del presidente Macri y llamaron a todos los sectores a manifestarse en contra de que los militares asuman tareas de la Gendarmería y la Prefectura.
4 de Junio de 2018

Organismos de Derechos Humanos y diputados nacionales del FpV, Frente Renovador, FIT y Libres del Sur rechazaron la posibilidad de que las Fuerzas Armadas cumplan cualquier tipo tarea relacionada con la seguridad interior, tras los anuncios del presidente Mauricio Macri, quien la semana pasada expresó la posibilidad de que brinden "apoyo logístico a las fuerzas de seguridad".

Durante acto por el 208 aniversario del Ejército Argentino, Macri sostuvo: "Necesitamos Fuerzas Armadas que dediquen mayores esfuerzos en colaboración de otras áreas del Estado, brindando apoyo logístico a las fuerzas de seguridad". Desde las distintas fuerzas políticas de la oposición, en la Cámara de Diputados reaccionaron ante esa propuesta, al afirmar que "contradice toda la legislación argentina en materia de Defensa y que en Argentina hay un amplio consenso en contra la de intromisión de las Fuerzas Armadas en temas de seguridad interior".

También podés leer Macri relanza su política de defensa y crea una fuerza especial de 100 mil militares 

Justamente HIJOS, Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Correpi, Sergio Maldonado, el Serpaj, el CELS, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas., APDH entre otros organismos llegaron hasta el auditorio del anexo de Diputados para manifestar su “categórica” oposición a la iniciativa. 

En esa oportunidad, la diputada Victoria Donda sostuvo: “Realmente nos une es espanto”. Agregó que “si bien en las fuerzas de seguridad hay una permeabilidad y connivencia con los sectores delictivos a los que tienen que combatir, las fuerzas armadas no están capacitadas ni equipadas para el mismo objetivo. Vamos a enfrentar cualquier tipo de avance sobre las libertades democráticas”. 

Por su parte, Felipe Solá, del Frente Renovador aclaró que su presencia en la conferencia era a título personal y no de su bloque y señaló: “Si usamos las fuerzas armadas para cuidar los lugares en los que tiene que estar Prefectura y Gendarmería es para que estas fuerzas estén disponibles para reprimir la protesta social, ahora que va a haber muchas más movilizaciones”. 

En tanto, la legisladora porteña Myriam Bregman sostuvo que el anuncio es “producto de las exigencias del Comando Sur a Patricia Bullrich” y recordó a la legisladora carioca Marielle Franco, asesinada por denunciar la militarización de la ciudad de Río de Janeiro.

Por su parte, Nilda Garré, diputada y ex ministra de Defensa, recalcó la “división tajante en las leyes política de Estado y sobre eso ha habido pleno consenso durante los últimos 30 años". Y agregó: "Acá el intento de militarizar es para sembrar terror en la población”.

A su turno, hablaron los referentes en Derechos Humanos. Nora Cortiñas sostuvo que “es un gran despropósito volver al terror de ver en la calle a militares caminando entre nosotros después de tantos años de lucha. En algunos lugares se vive en estado de excepción, como en el INTI, el hospital Posadas o el Senasa”. También dijo: "No sobra nadie en nuestro país y este anunció es provocación a la violencia”. Por su parte, Lita Boitano de Familiares recalcó la importancia de enfrentar esta política con unidad.

Horacio Verbitsky del CELS sostuvo que este proyecto data de hace 20 años atrás, e intentó ser implementado por el ex presidente Fernando De la Rúa. "No pueden modificar la ley porque no tienen quórum ni votos para hacerlo. Entonces han decidido modificar un decreto de 2006, y esta es la ofensiva desde que asumió Macri", señaló el integrante del CELS. Luego explicó: "El plan actual es reentrenar 5000 policías de golpe e incorporarlos a las Gendarmería. Pero el entrenamiento de fuerzas de seguridad y armadas es totalmente diferente. No hay marco legal para esta intervención. Es un intento de un grupo político que está muy desesperado y asustado por la movilización social".

Por su parte, Estela de Carlotto, recordó que Macri había dicho que los Derechos Humanos era un “curro” y que no los quiere recibir. “Ésta no es una democracia lícita, todos los días hay algo nuevo para combatir. El presidente se cree que es un dueño de estancia”, criticó. “Con fuerza e imaginación, en paz y sin violencia hay que ponerle un freno Este hombre está muy desencajado. Los insultos y agravios pasan de castaño a oscuro”, sostuvo la dirigente, quien concluyó asegurando: "Es infame el ataque contra el pueblo. Nuestro país está en una situación extrema. Las fuerzas de seguridad matan por la espalda y no pasa nada. Queremos que de una vez el Nunca Más sea una realidad visible para todos y todas".

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS