La Pampa y Córdoba, los dos exámenes que tensan el futuro de la alianza Cambiemos

En ambos distritos, radicales y macristas dirimirán candidaturas en internas, aunque en la provincia Mediterránea se busca evitar la disputa entre Mestre y Negri. El intento fallido de la compulsa de encuestas.
(Foto: Eduardo Sarapura)
Por Claudio Mardones - @mcmardons
17 de Febrero de 2019

Con las internas pampeanas de este domingo, el Gobierno comenzará a transitar un extenso calendario electoral, entre las internas locales, los comicios provinciales, las PASO nacionales de agosto y las presidenciales de octubre. De las 13 provincias que elegirán gobernador en forma separada a las nacionales, La Pampa inaugurará la serie con las Internas Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (IAOS), un sistema distinto a las PASO, donde sólo competirán aquellas fuerzas políticas que tengan más de una lista en sus comicios. Las elecciones generales de esa provincia (gobernada por el peronismo desde 1983) serán el 19 de mayo, pero este domingo Cambiemos definirá quién será el competidor de Sergio Ziliotto, el delfín del gobernador Carlos Verna, luego de un proceso de unidad del Frente Justicialista Pampeano con todos sus sectores internos, incluido el kirchnerismo.

Con la lista única del PJ para garantizar la continuidad al frente del gobierno provincial, la atención de este domingo estará puesta en la contienda local de Cambiemos: una primera foto de las disputas que afrontará el macrismo con la UCR en distritos con amplias chances de conquistar el segundo lugar. En este caso será entre el diputado nacional y ex intendente radical Daniel Kroneberger, que se medirá con el ex futbolista Carlos Mac Allister, promovido por la Casa Rosada como precandidato a gobernador por el PRO. Por consejo del Gobierno, y para evitar una disputa interna entre macristas y radicales, Mac Allister va acompañado por el ex radical Juan Carlos Passo, que representa localmente al partido GEN de Margarita Stolbizer. Del otro lado, Kroneberger va secundado por el secretario de Hacienda de la capital provincial, su correligionario Luis Evangelista, en una apuesta de la conducción partidaria por delimitar la convivencia con el PRO en distintas provincias.

Cordobesismos

Este lunes, pocas horas después del desenlace de la interna pampeana, la tensión de Cambiemos entre macristas y radicales se mudará a la provincia de Córdoba. La tierra mediterránea concentra al 8,6% del electorado nacional, no tiene PASO y es gobernada por el peronista Juan Schiaretti, que buscará su reelección en las locales del 12 de mayo, una semana antes de las generales pampeanas, donde también podría imponerse el PJ.

Aun sin PASO, la versión cordobesa de Cambiemos tendrá internas por un pedido ante la Justicia local, que fijó este lunes como plazo límite para la presentación de candidaturas. La contienda es protagonizada por dos radicales: el diputado nacional y titular del Interbloque de Cambiemos en la Cámara Baja, Mario Negri, y el intendente de la capital local, Ramón Mestre. Los tironeos adentro de Cambiemos datan del año pasado, cuando Schiaretti cambió la legislación electoral, adelantó los comicios generales a mayo, y los socios de Cambiemos acordaron hacer internas. El Gobierno lleva tres meses intentando evitarlas y que Mestre se baje, pero al cierre de esta edición el radical mantenía largas negociaciones con el jefe de Gabinete Marcos Peña, el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, aunque la única alternativa giraba en torno a que Macri reconozca a Mestre como su candidato en la provincia que fue clave en 2015 para llegar a la Presidencia.

Para rodear a Mestre, el Gobierno buscó disciplinar otras internas en ciernes con el radicalismo. A través de un acuerdo con el gobernador mendocino y titular del Comité Nacional de la UCR, Alfredo Cornejo, es posible que se definan las aspiraciones de los precandidatos en Tucumán, Entre Ríos y La Rioja mediante una compulsa de encuestas para evitar internas. La intención de la Casa Rosada es que ese sistema sea utilizado también en Córdoba, pero ante la nueva ofensiva, Mestre les contestó mediante un reportaje concedido al diario cooperativo La Nueva Mañana: “Claro que creo, pero si las encuestas mandasen, ni Macri, ni Rodríguez Larreta ni la propia María Eugenia Vidal hubieran sido candidatos”, contestó el dos veces jefe comunal cuando le preguntaron si creía en los sondeos. El mensaje revela un dato incómodo para Balcarce 50, porque Macri estaría midiendo mucho menos que los 40 o 42 puntos que tenía hasta hace algunos meses. Esa debilidad de Macri como gran elector en La Docta podría constituir una inflexión determinante para el PRO dentro de Cambiemos. En ese distrito Schiaretti no sólo busca su reelección, a pesar de la excelente relación que tiene con el Gobierno, sino que también aspira a conquistar la capital, a través de su delfín Martín Llaryora, que suena como favorito y agiganta las preocupaciones de radicales y macristas, que en esta interna están representados por el ex árbitro y diputado Héctor “Coneja” Baldassi, que va como segundo de Negri. «

                                  

Macri suma a Lousteau a su gira india

En medio de los tironeos crecientes con el radicalismo, el presidente Mauricio Macri sumó al radical Martín Lousteau en la comitiva que lo acompaña en la gira oficial por India y Vietnam que comienza este lunes. El ex ministro de CFK y ex embajador en Estados Unidos es promovido por Mestre y un sector del radicalismo para que sea precandidato presidencial, en una hipotética PASO nacional de Cambiemos entre macristas y radicales. Macri quiere que sea candidato a senador, aunque “Guga” también podría disputar la Ciudad de Buenos Aires en una interna con Horacio Rodríguez Larreta. En Balcarce 50 admiten que Lousteau también es un interlocutor “importante” entre el cordobés Mestre y el Presidente.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS