La "pobreza energética" ya afecta a la mitad de los hogares bonaerenses

Según la consultora CEPA, crece el impacto de las tarifas en la economía familiar. En octubre pasado, "solo" alcanzaba al 34 por ciento.
27 de Mayo de 2017

El 52,8% de los hogares del área metropolitana de Buenos Aires están sumidos en la pobreza energética. Es el resultado que arroja un informe del Centro de Economía Política (CEPA), que expresó en números una problemática sin lugar en la agenda nacional, pero que es central en Europa desde hace dos décadas. "Además, casi un tercio de los casos es severo. Esto nos da la magnitud de lo que significan los servicios en la canasta básica, muchas veces subestimados en los índices de inflación", apuntó el director de la consultora, Hernán Letcher. 

El número es más alarmante cuando se tiene en cuenta la curva ascendente de los últimos seis meses. En octubre del año pasado, otro informe de CEPA había puesto la cifra en 34 por ciento. Es decir, en medio año –a partir de los últimos tarifazos–, la cantidad creció en casi 19 puntos porcentuales. 

La definición más expandida de "pobreza energética" aplica a aquellos hogares que, una vez satisfecha la canasta básica alimentaria, deben destinar mas del 10% del resto del ingreso a pagar los servicios básicos: agua, luz y gas. El informe de CEPA agregó la figura de "pobreza energética severa" a aquellos casos que deben destinar mas del 10% del total de los ingresos en los servicios básicos. Estos casos representan al 27,45% de los usuarios de capital y conurbano bonaerense.

El concepto de pobreza energética comenzó a manejarse en los '90, en Europa. En 2011, el Comité Económico y Social de la Unión Europea publicó un dictamen en el cual aconsejaba a los Estados miembro tener en cuenta la pobreza energética a la hora de implementar cualquier política. En Argentina, el tema no estuvo nunca en agenda y el Gobierno la desestima como variable. El Defensor del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, Alejandro Amor, aseguró a Tiempo: "Lo hemos planteado muchas veces como uno de los ejes principales en la problemática tarifaria. No solo en las audiencias públicas, sino también en reuniones con el Gobierno. No lo negaron, pero no hemos logrado que se tomen decisiones al respecto ni colocarlo en la agenda."
El abogado ambientalista Osvaldo Sidoli advirtió a este medio: "Los números pueden variar, pero este problema viene desde los años '90, con las privatizaciones. Mientras no cambie la matriz energética, va a ser así; es un sistema que tiende a favorecer a quien más consume y más dinero tiene porque si bien las tarifas suben para todos, algunos las pueden pagar y otros no." Sidoli agregó: "Hay mucha gente que está afuera del sistema y no ingresa en ningún registro."

El informe distingue hogares con acceso a redes de agua y gas, con acceso a una de las dos o sin acceso a ninguna. Los consumos los divide en verano o invierno. El 52,8% es un número promedio, ya que la tarifa de gas se ubica en $500 en verano y mas de $2000 en invierno; en tanto, la tarifa de luz no solo se triplica en invierno, sino que varía mucho según se tiene acceso a la red de gas o no: entre uno y otro, la diferencia oscila en $1800, producto de tener que usar artefactos eléctricos para la calefacción. 

En el mismo sentido, Amor explicó: "Si no tenés acceso a la red de gas, no tenés acceso al agua ni a cloacas, ya calificás como pobre energético. Este factor se incluyó en la última actualización que se hizo en Europa. Por tanto, ese número debe ser aún mayor".

La metodología

CEPA tomó como referencia la Canasta Básica Alimentaria (CBA –INDEC), los nuevos cuadros tarifarios y el precio de mercado de la garrafa vigente a abril. "Se ha seguido una metodología similar a la del Reino Unido, donde se construye una canasta energética normativa (electrodomésticos imprescindibles) y se la cuantifica en términos de los nuevos cuadros tarifarios", dice el informe. En tanto, "los ingresos se calculan a partir de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del segundo trimestre del año 2015, actualizados con los coeficientes de variación salarial publicados por el INDEC y los incrementos en las jubilaciones y asignaciones universales por hijo (AUH)".

El Ministerio de Energía anunció en abril que habrá un nuevo tarifazo, para después de las elecciones. «

Significado

El término "pobreza energética" aplica a los hogares que deben destinar mas del 10% de sus ingresos a los servicios básicos, una vez descontado el gasto que representa la compra de los productos de la canasta básica alimentaria.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS