Macri reapareció a un año de perder las elecciones: “Yo podía contar lo que pasaba o expresar un optimismo, y elegí lo segundo”

En su primera entrevista a un medio nacional tras dejar la presidencia, el exmandatario festejó la movilización contra el gobierno y cargó contra CFK. Negó haber ordenado realizar espionaje ilegal desde la AFI y cuestionó la cuarentena.

(Foto: Captura tv)
13 de octubre de 2020

El expresidente Mauricio Macri volvió a aparecer en un medio nacional a casi un año de haber perdido las elecciones presidenciales con Alberto Fernández. En diálogo con Joaquín Morales Solá en TN, el exmandatario cuestionó la forma en que el gobierno combate el coronavirus y festejó las protestas opositoras que se realizaron con epicentro en la Ciudad de Buenos Aires.

El mandatario agradeció a su entrevistador que le permitiera “reencontrarse” con sus “queridos argentinos después de tanto tiempo", y destacó las movilizaciones opositoras que caracterizó como "absolutamente espontáneas", y que “se identifican con los valores que defendió nuestro gobierno durante los cuatro años, pero podrían apoyar a cualquier otro espacio político que se comprometa a lo mismo”.

Como lo hizo públicamente en más de una ocasión, Macri volvió a cuestionar la cuarentena como herramienta para combatir el coronavirus.

"Esta cuarentena tiene que parar, tenemos que confiar en nuestros médicos, en nuestra sociedad porque el argentino es responsable", aseguró y agregó: “La cuarentena eterna ha sido muy dañina y ha afectado muy severamente las libertades y la forma de vida”.

“Lo que pide la gente hoy es que el Gobierno pare de intentar atropellar las instituciones y que reestablezca la normalidad en el país", indicó sobre las marchas y se volvió a referir a la cuarentena: "No tuvo ningún resultado a la vista porque claramente estamos entre los peores países en términos de resultados sanitarios por el coronavirus".

En otro pasaje de la nota, el exmandatario negó haber ordenado espionaje ilegal a dirigentes políticos, sociales y periodistas desde la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), hechos por los que tiene varias acusaciones judiciales. "Nunca existió una orden de hacer ningún tipo de espionaje", aseguró.

Autocríticas

Sin referirse a las decisiones políticas o económicas que tomó su gobierno, Macri reflexionó sobre cómo comunicó lo que ocurría en esos años. “Yo podía contar lo que pasaba o expresar un optimismo por lo que se podía lograr y elegí lo segundo. Con el diario del lunes, creo que me equivoqué porque después se sucedieron los esfuerzos y la ciudadanía se fue agotando, especialmente la clase media empezó a sentir que el esfuerzo no terminaba nunca y no era lo que yo había generado", admitió.

También reconoció que en diciembre de 2017 perdió “la capacidad de escuchar”. "Tuve que vetar leyes que no ayudaban y ahí ya el modo defensivo me llevó a perder la capacidad de escuchar. Dejé de explicar por qué estaba pasando cada cosa y esa situación hizo que gran parte de la sociedad dijera 'esto no va más' y recién recuperé la capacidad de escuchar en las últimas marchas que hice, pero ya era tarde", continuó.

Consultado sobre la frase que dijo al asumir su mandato, en relación a que su Gobierno fuera juzgado por la evolución de los índices de pobreza, reconoció que "fue insuficiente”. “Cuando terminé mi Gobierno había la misma cantidad de pobres que lo que recibimos", indicó.

Los datos del Indec no le dan la razón al expresidente: en diciembre de 2019, cuando dejó el gobierno, un 35,5% de la población estaba bajo la línea de pobreza mientras que al asumir en 2015 esa cifra era de alrededor de 30% según estimaciones privadas.

También podés leer: Lo último que dejó Macri: 35,5% de pobres y 8% de indigentes

También se refirió al “ala política” de su gobierno, referenciada en Emilio Monzó y Rogelio Frigerio. "Nunca pude haber delegado la negociación política, la dejé en manos de este grupo de gente filoperonista”, cuestionó.

CFK

“El kirchnerismo volvió a atropellar la Justicia y a las instituciones", señaló Macri.

"Todos teníamos la esperanza de que el kirchnerismo volviera habiendo aprendido algo, pero cuando empezó a aumentar impuestos, a no respetar la propiedad privada queriendo expropiar Vicentin, a tomar regulaciones de todo tipo, a dar de baja la ley de economía del conocimiento, al ataque del sistema institucional, eso destruyó la credibilidad", añadió.

En ese sentido, avanzó sobre la figura de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Al respecto dijo que hay "un avance sistemático" encabezado por ella: "La vicepresidenta está conduciendo el Gobierno como todos pensamos que iba a suceder. Tiene una agenda propia en la que ella necesita, bloquear, someter a la Justicia".

Sin embargo, cuestionó las protestas que se realizaron frente al domicilio de Cristina Kirchner: "No era el lugar para convocarse a manifestar".

El futuro de Juntos por el Cambio

"Viendo lo de hoy en la calle se encuentra la razón por la cual, siendo pesimista por lo que vendrá en los próximos meses, podemos ser optimistas por lo que vendrá más adelante", manifestó.

"Estamos unidos en defender los valores centrales de la República. Nuestro espacio siempre creyó en el diálogo. Lo único que pedimos es que sea con la Constitución sobre la mesa", agregó.

Sobre la posibilidad de ser candidato a legislador en 2021, sentenció: "No me veo candidato. Estoy cómodo en acompañar a los que tienen vocación de liderar, por ejemplo (el jefe de gobierno porteño) Horacio (Rodríguez Larreta),. que está trabajando bien en un momento difícil y sin el paraguas que tuvo".

"La veo bien a Patricia Bullrich en la conducción del partido, seguimos apostando a María Eugenia Vidal, a gente joven como Omar de Marchi o Federico Angelini, al liderazgo de Alfredo Cornejo en la UCR o de Maxi Ferraro en la Coalición Cívica".

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual