La Rioja y San Luis afectadas por las llamas

Ambas provincias tratan de contener el fuego. En el caso de La Rioja, las llamas se expandieron por la región norte. En San Luis lograron contener tres focos.
5 de Octubre de 2017

Las provincias de La Rioja y San Luis son las principales afectadas por las llamas que desde septiembre se multiplican por los cerros y que si bien están contenidas, no pudieron ser apagadas del todo y cuya situación se agrava a causa del viento zonda.

En el caso de San Luis se pudieron frenar tres focos de incendios forestales con la intervención de aviones hidrantes. Los tres focos se realizaron en la zona de La Punta. El primero en la Ruta Nacional 146 a la altura del kilómetro 103, el segundo en la zona de la sierra de Monasterio Suyuque y el tercero detrás de la Universidad. La zona fue evacuada de forma preventiva y se suspendió la actividad de la región.

También en La Rioja, en la zona de Chilecito, durante el jueves hubo que evacuar algunas fincas del lugar, suspender las clases en las escuelas y cortar las rutas de forma preventiva, aunque se agrava dado el viento zonda.

La región que sufrió y aún sigue sufriendo la acción de las llamas es el cerro Velazco del pueblo de Santa Vera Cruz, al norte de La Rioja.

“El sábado el fuego llegó a su punto más fuerte. Hubo algunas familias que se autoevacuaron y sólo una fue la que le pidieron que se vayan porque el viento zonda soplaba muy fuerte y las llamas estaban a pasos de la población”, cuenta Maia Pisano una de las 120 habitantes de ese pueblo.

Pisano junto a algunos vecinos fueron quienes se organizaron para estar alertas ante cualquier situación. “Acá no hay central de bomberos. No es que veíamos que estaban accionando los bomberos para controlar la zona, si no que eran cuatro o cinco personas de Defensa Civil viendo lo que iba pasando”, explica la mujer. “Advertimos que no sabemos ni estamos preparados para enfrentar un incendio”

Otro punto clave fue la necesidad de que las salas de salud estén activas y que tengan insumos para tratar sobre todos los casos de asfixia dado el humo que se respira en la zona.

El fuego se propagó de una quebrada a otra, comenzó en Anillaco y continuó en Velazco.

“Es tristísimo porque se prendieron fuego todas las quebradas y sacaron vacas ciegas y quedó poco pasto para que se alimenten los animales que siguen ahí. Así que se necesita asistencia para alimentos de los animales”, explica Pisano.

“Desde acá se ven focos más lejanos que están en la quebrada de al lado y de los molinos. Las llamas cobran intensidad porque el viento zonda los aviva” puntualizó.

Según el personal de Defensa Civil y los bomberos el fuego por ahora está contenido.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N