La toma de deuda, eje central del Presupuesto 2018

Los pasivos estatales con el sector privado alcanzarán al 31% del Producto Bruto.
16 de Septiembre de 2017

La toma de deuda sigue siendo un eje central en la política del gobierno nacional a la hora de planificar las cuentas del año que viene. Según el Presupuesto que presentó el viernes el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne en Diputados, los servicios de la deuda pública son un 28,2% mayores que los del año pasado o $ 63 mil millones. Otro dato central a la hora de mirar la hoja de ruta del gobierno es que la deuda pública es la variable que más aumenta en el presupuesto para el año que viene.

En total, a la deuda pública se le asignan $ 285 mil millones y pasa del 28,5% al 31% del PBI. El objetivo, según Dujovne, es que el endeudamiento sirva para afrontar el déficit fiscal.

En Hacienda esperan que la toma de deuda se estabilice en el 36% del PBI, y que sus intereses lo hagan en el 1,8%, objetivo que recién ven posible para 2024.

Según el Ministerio de Finanzas, que dirige Luis Caputo, a fines de este año la deuda pública total (con el sector privado y la intraestatal) equivaldrá al 53% del PBI, calculado en U$S 544,5 mil millones.

En tanto, subió el peso de los intereses de la deuda en el Presupuesto actual al superar el 10% y llegar al 14% del total del presupuesto general de gastos. Según el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) "a lo largo de los años, la política de desendeudamiento implementada hasta 2015 permitió la reducción progresiva del peso de los intereses de deuda. La decisión política volcada en el Presupuesto muestra que desde 2009 no se destinó más del 10% del presupuesto de gastos a atender los intereses de la deuda, incluso llegando en 2016 (en el Presupuesto realizado en 2015) a sólo el 6,6%. Sin embargo, en 2017 el Presupuesto aprobado superó el 10%, cambiando la dinámica de la curva."

Por otro lado, el gasto destinado a servicios de deuda en la ejecución del presupuesto de 2016 también supera el 10%. La sobreejecución presupuestaria de 2016 llevó a destinar el 14,4% del total de gastos a tal destino. En tanto, en 2017 el peso de los intereses de la deuda en la ejecución alcanza el 12,3% a fines de agosto.

El exministro de Economía y diputado del Frente para la Victoria, Axel Kicillof, sostuvo que "la partida que más crece es intereses de deuda", y agregó: "Eso es plata que no está en el bolsillo de la gente. La deuda externa con privados se duplicó en dos años, la deuda total creció un 40 por ciento. Eso redunda en que cada año pagamos más intereses y eso significa que la plata no se usa para mejorar la vida de la gente. Por eso tienen que hacer cada año un ajuste mayor", aseguró el economista.

Por su parte, el diputado de 1País Marco Lavagna, dijo a Tiempo que "se sigue consolidando un esquema económico en el que se va dependiendo cada vez más del endeudamiento. Los intereses van cobrando cada vez más peso, y eso significa que aunque se reduzca el déficit primario, el total sigue igual. Esto beneficia la actividad financiera por sobre la productiva que es la que genera puestos de trabajo. Si se depende permanentemente de tomar deuda cuando ya no nos presten más, surgen los problemas". «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS