La TV: un caso testigo de paritaria para abrir el convenio

El acuerdo salarial está vencido desde septiembre y las empresas ofrecen un 23% sólo si se revisan aspectos sustanciales del convenio que rige en el sector.
2 de Diciembre de 2017

La idea de que el gobierno, mientras intenta avanzar con un reforma laboral integral en el Congreso, promueve las negociaciones sector por sector para abrir los convenios durante las paritarias salariales ha tomado forma concreta en el sector de la televisión.

En las últimas dos semanas, el sindicato de la televisión, el Satsaid, llevó a cabo dos paros de 24 horas con alto acatamiento en todos los canales de televisión acompañados de masivas movilizaciones en rechazo, precisamente a esta política que, según aseguraron a este diario fuentes gremiales "es una extorsión promovida por el gobierno".

En concreto, las empresas del sector ofrecen (la paritaria está vencida desde septiembre) un aumento de salarios del 23% sólo si el sindicato acepta revisar artículos sustanciales del convenio Colectivo 131/75. 

Fuentes del sindicato explicaron a Tiempo que "plantean una serie de cuestiones que son la punta del iceberg de la extensión horaria, la polivalencia de funciones y la violación de la Ley de Contrato de Trabajo. Están tratando de adelantarse a la reforma flexibilizando las relaciones laborales. Nosotros tenemos un convenio con una jornada de seis horas que, cuando se supera, paga extras. Tienen los ojos puestos ahí para reducir el salario. Quieren aumentar la jornada para transformar la hora extra en hora normal".

Mañana hay pautada una audiencia en el Ministerio de Trabajo en la que el sindicato insistirá en discutir "sólo la pauta salarial y cerrarla. Luego podemos discutir condiciones, pero aparte". Según el sindicato, las empresas "pretenden ponerle fecha a la caducidad del convenio, o sea, perder la ultra-actividad, que es lo que querían en su momento con la ley Banelco".

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS