La UE confía en que ahora sí podrá firmar un tratado con el Mercosur

Charla con el eurodiputado portugués Francisco Assís, a cargo de las relaciones del Parlamento con la región.
24 de Septiembre de 2016

En una distendida charla con periodistas locales a la que asistió Tiempo Argentino, el presidente de la Delegación del Parlamento Europeo para las Relaciones con los países del Mercosur, el portugués Francisco Assis, se mostró convencido en que finalmente la Unión Europea firmará un acuerdo comercial con el Mercosur, aunque por la enmarañado de las negociaciones necesarias "eso no ocurrirá sino en un par de años".

Al mismo tiempo, descartó de lleno que se vaya a firmar un Tratado de Libre Comercio entre la UE y Estados Unidos. "Francia ya dijo que no y en el resto de los países hay mucha resistencia", se sinceró. Y lamentó que el Brexit, si bien para la UE a futuro puede no ser tan terrible, encuentra a la integración regional en un momento dramático. "Estamos paralizados", puntualizó.

Diseñado como un conversatorio en la sede de la Fundación Friedrich Ebert de la ciudad de Buenos Aires, Assis no esquivó el convite ante ninguna cuestión. Así, habló de la grave situación que representan los millones de refugiados que día a día buscan un sitio bajo el sol en el continente. Pero al mismo tiempo no tuvo empacho en reconocer que en gran medida la situación fue provocada por decisiones erróneas de países europeos.

"Sobre todo en Libia y aún en Siria", lo que generó el desplazamiento de miles de personas que quieren buscar refugio "en los países más ricos, en primer lugar, Alemania". Pero también se han cometido errores en Ucrania, señaló. "Debía hacerse pensado que no se debe confrontar a una gran potencia como es Rusia al punto de la humillación y eso pasó y había que pensar que iba a traer consecuencias", dijo.

En el caso libio, Assis, que perteneciente a la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas que representa el ala socialdemócrata en el Parlamento europeo, dijo no entender especialmente al actitud de algunos países con Muammar Khadafi, asesinado en 2011 "luego de que durante los últimos años se estaba acercando a Europa y fue recibido por todos los mandatarios y hasta reyes con todos los honores, de hecho Khadafi era ´una vedetta", replicó. la Libia de hoy, prosiguió, es fuente de inestabilidad y facilitó el crecimiento de grupos terroristas como Estado Islámico.

"La Europa de hoy vive con miedo -destacó. está militarizada, Bruselas está recorrida diariamente por soldados en vehículos motorizados como si fuera una guerra". Y alarmó a los presentes con un rotundo "Va a haber más atentados", como los que sufrieron Francia y Alemania en las últimas semanas, "ya que para los yihadistas Europa es el blanco principal".

Repaso

El primer tramo de la intervención del eurodiputado portugués consistió en una exposición sobre el momento que vive la organización europea, "fundada como una acuerdo de paz entre Francia y Alemania", acotó. Y tras un largo detalle de la crisis económica que se extiende sobre todo en los países del sur, entre los que precisamente está el suyo, no se privó de una frase irónica al destacar que "España creció estos meses porque como no tiene gobierno firme, no puede hacer recortes presupuestarios".

Pero fue claro en que las tensiones que subsisten entre quienes quieren mantener la economía bajo cauces ortodoxos y quienes pretenden una expansión más acelerada finalmente se debe encontrar un punto de equilibrio. El temor al crecimiento de los partidos ultraderechistas y xenófobos es alto y preocupa, reconoció. "Sin inversión pública no es posible el crecimiento", sentenció luego.

¿Cómo afectará la salida de Gran Bretaña? "Es difícil decirlo- dijo Assis- pero tampoco es que sea el fin del mundo. El Reino Unido siempre tuvo una actuación distante de la integración plena y además, hay que ver qué ocurre con Escocia, que quiere votar para volver a Europa".

En cuanto al Mercosur, confió que con el cambio de gobierno en Argentina y luego de la destitución de Dilma Rousseff en Brasil, el proceso hacia un acuerdo entre la UE y el organismo sudamericano aparece como más despejado de este lado del Océano. Las dificultades ahora provienen más bien de Francia, Irlanda y Polonia, y en el rubro agrícola específicamente en el tema de la carne. Con relación a la administración Macri, Assis dijo que el cambio es muy notorio y percibió mucha predisposición a un acuerdo que, hay que decirlo, genera resquemores y fuertes quejas en distintos sectores industriales vernáculos, aunque también en cuanto a servicios y el delicado y espinoso tema de las patentes industriales.

"Por el lado de Uruguay y Paraguay siempre hubo predisposición a la firma de un acuerdo y Brasil incluso con Dilma Rousseff no era reacia a establecer un tratado", recordó Assis. Para el dirigente, el caso de Venezuela es tema para debate dentro de la institución regional. Lo que si dejó en claro es que en la UE no son partidarios a establecer convenios con los países en forma individual. "Siempre es mejor tratar con el conjunto", declaró.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS