Larreta gastará $ 370 millones en “Centros comerciales a Cielo Abierto”

El gobierno de la Ciudad promete una inversión para renovar 12 kilómetros de avenidas.
29 de Julio de 2017

Más de 12 kilómetros de avenidas de la ciudad de Buenos Aires lucirán completamente renovadas cuando finalice la ejecución de un plan para revalorizar 11 centros comerciales a cielo abierto, que incluye la ampliación y reparación de veredas, nivelación de cruces peatonales, plantación de árboles y refuerzos de iluminación, entre otras intervenciones.

Las obras ya están en marcha e impactarán sobre avenidas en las que se concentra la actividad comercial de 13 barrios: Almagro, San Nicolás, San Cristóbal, Balvanera, Montserrat, Constitución, Flores, Floresta, Villa Real, Montecastro, Villa Mitre, Villa Crespo y La Boca.

"Con estas obras, no sólo los comerciantes podrán exhibir mejor sus productos, sino que los peatones tendrán un entorno mucho más amigable en donde detenerse para hacer sus compras", expresó a Télam Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente y Espacio Público porteño, área a cargo de las obras.

El plan demandará una inversión de $ 371,1 millones y se espera que la mayoría de los trabajos estén listos antes de que termine el año.

"Lo que buscamos es transformar zonas altamente transitadas o degradadas en espacios en donde el peatón sea el protagonista", indicó Macchiavelli, para quien la puesta en valor de los centros comerciales a cielo abierto "va mucho más allá de lo estético".

"Todas las intervenciones están orientadas a la calidad de vida del vecino, de modo que tenga una mejor experiencia y que elija su barrio para resolver las compras diarias", afirmó el ministro.

Además de mejorar la circulación con la ampliación de veredas, también se apunta a colaborar con la seguridad de la zona al cambiar las luces por luminarias LED y a reducir la contaminación con más árboles que ayuden a purifican el aire, regulen la temperatura y disminuyan la polución sonora.

En gran parte de las intervenciones también se incluirá la renovación de solados y equipamiento urbano, y el soterramiento del cableado de internet y televisión.

De esta forma, sin los cableados e interferencias, se reduce al mínimo la cantidad de postes y aumenta el espacio libre para los transeúntes.

"Nuestra ciudad creció y por eso encaramos obras que otorguen protagonismo del peatón, es decir, que la ciudad se vuelva más "caminable", más cercana y que cada barrio tenga su propia vida", cerró Macchiavelli.

Entre las 11 avenidas intervenidas, las más importantes por su extensión son: Av. Entre Ríos, entre Juan de Garay e Hipólito Yrigoyen; Av. Álvarez Jonte, entre Lope de Vega y Joaquín V. González; Av. Rivadavia, entre Helguera y Donato Álvarez; y Av. Almirante Brown, entre Pedro de Mendoza y Martín García.

La avenida Entre Ríos cambiará su fisonomía desde el Congreso de la Nación hasta bien pasada la autopista 25 de Mayo, a lo largo de 1,9 kilómetros que atraviesa los barrios de Balvanera, Montserrat, San Cristóbal y Constitución.

Allí se renovarán las aceras, cazoletas y vados peatonales, se plantarán 203 árboles, soterrará el cableado aéreo, recambiará el alumbrado público y la instalación eléctrica subterránea y se incorporarán farolas peatonales.

El barrio de Montecastro será el principal beneficiado de la reforma de la avenida Álvarez Jonte, donde 1,8 kilómetros de su traza tendrán nuevas veredas, iluminación a nivel peatonal, 125 árboles y equipamiento urbano: entre ellos 74 bancos de hormigón y 19 bicicleteros.

A diferencia de la mayoría de las reformas, los casi 2 kilómetros intervenidos de la avenida Rivadavia tendrá que esperar hasta el 2018 para estar finalizados.

Además de renovar sus veredas, iluminación, equipamiento urbano, arbolado y soterramiento del cableado, también se nivelarán los cruces peatonales, motivo de la demora de los trabajos.

Por último, los cambios de la avenida Almirante Brown impactarán sobre los centros comerciales de Suárez y Almirante Brown, que forman parte de la puesta en valor integral del barrio de La Boca.

Lo que se busca allí es consolidar "un eje arterial de acceso a los sitios de interés del barrio y como eje de conexión con el conurbano sur", indicó el gobierno porteño a través de un comunicado.

El resto de las avenidas intervenidas son: Av. Corrientes, entre Palestina y Mario Bravo (0,8 km); Av. Callao, entre Rivadavia y Corrientes (0,4 km); Av Avellaneda, entre Terrada y Lamarca (0,8 km); Av. Lope de Vega, entre Tinogasta y General Paz (1 km); Av. Varela, entre Eva Perón y Primera Junta (0, 2 km); Av. Gaona, entre Donato Álvarez y Bufano (0,9 km); y Av. Corrientes entre Acevedo y Julián Álvarez (0,5 km).

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS