Las censuras de Facebook al Tetazo

Actrices y medios de comunicación se vieron afectados. Los antecedentes internacionales y la represión a obras de arte.
8 de Febrero de 2017

El escándalo por las tetas al viento en Necochea derivó en el tetazo del último martes en el Obelisco y en otras ciudades argentinas. Las distintas manifestaciones a favor de la libertad de los cuerpos femeninos llegaron también a las redes sociales y a Facebook no le gusta esto.

La actriz y activista misionera Mariana Pizarro publicó una foto de ella misma, con el torso desnudo, en las cataratas del Iguazú. “A los dos minutos de publicar la foto, me dejaron sin mi cuenta”, denunció a medios locales. “Ni siquiera me dejaron la opción de retirar la foto, directamente me cerraron la cuenta y me notificaron que para ser reactivada debo enviar una copia de mi DNI, algo que decidí no hacer”. Pizarro calificó de “violenta” la actitud y reclamó que “Facebook mantiene una batalla contra los pezones de las mujeres”, pero no contra quienes “ofrecen niñas para prostitución”.

Algo similar ocurrió con la actriz santafesina Carla Saccani, a quien no le cerraron la cuenta, pero sí le borraron una foto en la que mostraba las tetas con los brazos en alto, en señal de ‘deténganse’. “Me indignó lo de Necochea y puse una foto con mis tetas en Facebook, escribí varios post sobre el tetazo y enseguida vino la censura. También les bloquearon las cuentas a todos mis conocidos que compartieron la nota de Rosario/12, en donde aparece mi foto”, explicó a Página/12. La nota de Rosario/12 fue censurada en esa web.

Saccani explicó que no sólo el Face censura los pezones. “Cuando acepté dar una nota para la Cadena 3 –señal televisiva de Rosario- me mandaron un móvil enseguida. La polémica de las tetas a los medios les encanta, pero cuando empecé a opinar de política y dije que el tetazo era también una forma de exigir la libertad de Milagro Sala y de mostrar la preocupación por tener un presidente misógino me sacaron del aire”, finalizó. Además, Facebook dio de baja el evento “Tetazo en el Monumento” convocado en Rosario.

Algo similar le ocurrió a La Capital, de Mar del Plata. La publicación denuncia que, en vísperas del Tetazo en la 9 de Julio, “luego de ser compartida para su difusión a través de Facebook, la misma red social la consideró no apta para estar entre las miles de publicaciones que se visualizan a diario. “No permitimos que se muestren desnudos”, describe el mensaje enviado a la página oficial de La Capital en dicha red”.

En el mundo, en el arte, en los diarios

La cruzada de Mark Zuckerberg en contra de los botones mamarios no se limita a la Argentina. En el artículo titulado “Facebook tiene un problema con las tetas”, el diario español eldiario.es repasa algunos casos famosos de censura en esa red social: una nota del diario francés Le Monde sobre las mamografías, que era ilustrada con una mujer en plena mamografía; la universalmente conocida foto de “La niña del napalm”, donde se ve a una chica vietnamita corriendo desnuda de los horrores de la guerra; un boceto del Erasmo de Rotterdam, en el que apenas había una mano dibujada y los controladores creyeron ver una teta; una foto del cuadro “El origen del mundo”, de Goustave Courbet, que provocó el cierre de la cuenta de quien la compartió; un cuadro de Gerhard Richter, en el que aparecen pezones femeninos, que acabó con la cuenta del Museo Pompidou; el cuadro “La mujer delante de un espejo”, que fue también vetado, pese a que apenas enseña una insinuación de busto y de cola; la tapa de un disco de Scissors Sisters, donde se ve el trasero de un bailarín, con pantalón y todo; la estatua (sí, la estatua) “La sirenita de Copenhague”, o la película “El abrazo de la serpiente”, cuyo tráiler mostraba un culo.

Facebook especifica en sus reglamentos que eliminará todas las fotografías que muestran genitales o nalgas en su totalidad, al igual que “algunas imágenes de senos femeninos si se muestra el pezón”. Sin embargo, aclaran que se permiten “fotos de mujeres amamantando o que muestren los pechos con cicatrices por una mastectomía”. Respecto a la pintura y la escultura, las directivas sí permiten desnudos, aunque no imágenes de sexo explícito.

El hecho de que se puedan publicar fotos de mujeres amamantando no llegó sin pelea. De hecho, fue necesaria la creación del movimiento virtual #FreeTheNipple (Liberen al pezón), que consiguió se dejaran de censurar esas imágenes.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS