Las CTA lanzaron "una jornada nacional de lucha" para el 4 de noviembre

Pablo Micheli aseguró que sumarán gremios de la CGT pero el gráfico Héctor Amichetti lo desmintió.
21 de Octubre de 2016

En la conferencia de prensa conjunta que Hugo Yasky y Pablo Micheli realizaron en el primer piso del Hotel Bauen recuperado por sus trabajadores,  los referentes de la CTA de los Trabajadores y de la CTA Autónoma anunciaron una jornada de lucha que se realizará el próximo 4 de noviembre. La modalidad no ha sido establecida aún y se definirá el próximo martes. Por el momento, sin embargo, las dos centrales no han convocado a un paro para ese día. Tampoco lo hicieron sus principales sindicatos de base como ATE o CTERA. Los dirigentes apuestan a tomar la iniciativa y, a partir de allí, cosechar más apoyos entre los sectores que rechazan la política del triunvirato de la CGT.

La jornada contará con la presencia de las organizaciones que participaron de la conferencia de prensa y habían participado de las reuniones con la CGT. Se trata de la Corrientes Clasista y Combativa (CCC), Barrios de Pie y la CTEP que ya adelantaron su participación el 4 de noviembre.

La medida será en rechazo a la política del triunvirato, y las “dosis homeopáticas que otorgó el gobierno” en clara alusión al bono de mil pesos para jubilados y beneficiarios de la AUH y de $2 mil de referencia para los privados (no vinculante) que estableció el gobierno con los dirigentes de la CGT y los empresarios.

Por eso, según Yasky, la jornada servirá para reclamar “la reapertura de las paritarias y el fin de los despidos”. Pablo Micheli, por su parte, declaró que "hay sobrados motivos para una medida de fuerza y un paro nacional, porque la CGT terminó arreglando por un bono que no está claro a quién se le va a pagar, ya que algunas pymes dicen que no pueden pagarlo y el Estado no define si va a pagarlo a todos los empleados públicos".

Ambos dirigentes, además, aprovecharon para hacer público su malestar por no haber sido convocados a la mesa del “diálogo por la producción y el trabajo”, lo que consideraron como una “discriminación” por parte del gobierno.

Desplantes

Tanto Yasky como Micheli esperaban la presencia de Pablo Moyano que había dejado trascender su participación para sumarse a las medidas que adoptara el dúo en proceso de reunificación de la CTA. Sin embargo, el camionero faltó a la cita sin dar explicaciones.

Con todo, Pablo Micheli, en diálogo con Tiempo explicó que apuestan a que “otros sindicatos que no pertenecen a la CTA se sumen la jornada, incluso no descartamos que lo hagan con paros de alcance nacional, como por ejemplo la CGT regional Córdoba”. Está última forma parte del sector que se referencia en la Corriente Federal de los Trabajadores (CFT) afín al kirchnerismo.

Las CTA ya se habían reunido sobre el mediodía con los dirigentes de la CFT cuyos referentes han manifestado su rechazo a la política del triunvirato e insisten con la necesidad de un paro nacional y la reapertura de la paritaria.

Allí revisten, entre otros, los bancarios conducidos por Palazzo que irán a un paro nacional el próximo 28 de octubre por la reapertura de la paritaria, los gráficos de Héctor Amichetti que hoy marchan al ministerio de Trabajo en el marco de la segunda ronda de sus paritarias (cerraron 25% por seis meses y reclaman otro tanto, muy lejos del 8% que ofrece la cámara), los docentes privados de Sadop, los trabajadores del cuero etc.

Sin embargo, Héctor Amichetti, en diálogo con Tiempo Argentino, desmintió los dichos de Micheli y toda posibilidad de que ese sector se sume a un paro con la CTA puesto que “tienen otro enfoque de la situación”. Si bien consideró que de la mesa de diálogo “no va a salir nada” y que “el gobierno no va a poder frenar la protesta de los trabajadores”, aseguró que la CFT apuesta a “agrupar a más sectores, sindicatos, seccionales y regionales dentro de la CGT para reclamar al triunvirato que unifique en una medida de acción. Así iremos articulando y unificando nosotros”.

Adelantó que en las próximas horas van a emitir un documento en el que harán público su caracterización sobre la política que lleva adelente la conducción de la CGT.

Ya Sergio Palazzo de los bancarios, había rechazado la posibilidad de un paro sin la conducción de la CGT. Fuentes del sector manifestaron que incluso el propio dirigente fue refractario a que la medida de la CTA se realizara el viernes 28 cuando ellos tienen agendado un paro nacional.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS