Las dos orillas del Río de la Plata unidas por el jazz

Acuña Mange Quartet, grupo formado por dos argentinos y dos uruguayos, acaba de publicar Otro cielo, un trabajo discográfico que se caracteriza por relectura del género con toques rioplatenses.

4 de Julio de 2019

Dos músicos argentinos (Gustavo Mange en guitarra y Mayra Dómine en piano) y dos uruguayos (Hugo Acuña en bajo y Fernando Diéguez en batería) confluyen en este río de posibilidades infinitas que es el jazz, para presentar su flamante trabajo discográfico, Otro cielo.

La música del Acuña Mange Quartet se inspira inicialmente en la muestra fotográfica “Cielo Oriental”, realizada por Oscar Rivas (fotógrafo de Paysandú, Uruguay-radicado en Brasil).

Estas imágenes llevan a los integrantes del cuarteto a retratar musicalmente los paisajes y las vivencias que habitan bajo los cielos de Argentina y Uruguay.

Los cuatro músicos poseen una amplia experiencia y participaron de actuaciones, giras y grabaciones con una gran cantidad de artistas de la región.

Estas experiencias los encuentran reunidos en un proyecto en el que el virtuosismo está al servicio de la musicalidad que se expresa tanto en la composición como en la ejecución de sus respectivos instrumentos.

"Candimba", el tema que abre la placa, posee un entrelazamiento instrumental  en el que melodía se desplaza y pasa de la guitarra al piano, teniendo como testigo al bajo que se entromete entre ellos.

La base rítmica de Acuña y Diéguez es sobria y efectiva y comparte el protagonismo con los instrumentos que llevan adelante las melodías y lo hace de una manera muy equilibrada.

Un ejemplo de esto se escucha en "Voy en 5", en la dinámica "Pal Maza" o en "Haruki" en el que el bajo toma protagonismo en un solo sutilmente provocativo.

Todo el disco transmite equilibrio. No hay notas forzadas y las melodías a cargo de la guitarra se desarrollan con tonos diáfanos.

Parte de este equilibrio sonoro lo sustenta también la labor de Dómine, quien con su piano acústico comparte el protagonismo melódico y armónico con la guitarra.

"Cielo de Marcio", con su sutil aire de candombe, bien remarcado por la batería, es reflejo de cómo el cuarteto elabora de manera meticulosa los arreglos apelando al acuerdo tácito de que la música es lo que prepondera y no el lucimiento individual.

"Cielo de Nico" cuenta con el aporte de Marcelo Moguilevsky en armónica (que entabla un lánguido diálogo con el bajo de Acuña), mientras que en "Chaca" participa Manu Sija (en violín y batería), lo que enfatiza la atmósfera de chacarera que tiene el tema.

Mientras que en "Otra cosa" el piano de Dómine asume una presencia más vivaz , en la hipnótica "Cielo oriental" es la guitarra la que se ubica en primer plano, sostenida por una mayor preponderancia de la percusión.

"El mismo viaje" es una composición que posee todo el encanto de un desarrollo lírico a cargo de la guitarra y el piano.

"Nimbus" es una síntesis perfecta del sonido del cuarteto: un ejercicio de ecuanimidad sonora, en el que la composición, los arreglos y la actuación de los músicos encuentran un equilibrio preciso.

Porque "equilibrio" es la mejor palabra para definir a Otro cielo, un disco que invita al oyente a escucharlo una y otra vez.

Acuña Mange Quartet  se presenta hoy, jueves 4 a las 20.30 en Gorriti Art Center, Av. Juan B. Justo 1617 (esquina Gorriti), Palermo.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N