Las empresas rechazan pagar el bono de 5 mil pesos

Grandes y pymes aseguran que no están en condiciones económicas de afrontar el pago. Si sale por decreto la UIA "exhortará a que pague el que puede" aseguró Daniel Funes de Rioja, también referente del influyente Cicyp. El gobierno y la CGT lo habían confirmado. 

(Foto: Pedro Perez)
10 de Septiembre de 2019

Las empresas informaron que no pagarán el bono de 5 mil pesos que confirmó esta mañana el gobierno nacional a instancias de negociaciones con la CGT.

El vicepresidente de la Unión Industrial (UIA) y referente principal del Consejo Interamericano del Comercio y la Producción (Cicyp) aseguró que “no sé con quienes están negociando eso” y dejó desairados a la administración pública y a la dirigencia sindical, que impulsaban esa medida como paliativo de la crisis que afronta el salario y el consumo.

En representación de las pymes, el dirigente metalúrgico Aldo Lo Russo, señaló a Tiempo que el sector no se opone a la idea pero las empresas de ese segmento no tienen fondos para cumplir con los pagos.

“Son negociaciones entre la CGT y el gobierno” minimizó Funes de Rioja en diálogo con FM Milenium. “Más allá de la situación de la Argentina –agregó- estamos en un régimen de paritarias, que actualmente están abiertas” por lo que “que se hable de un bono cuando la mayoría de las empresas están en condiciones muy serias para afrontar sus obligaciones ordinarias lo veo con complejidad”.

El vice de la UIA planteó su posición apenar terminada la reunión de Comité Ejecutivo de esa entidad, con lo que trasladó el parecer del resto de la dirigencia industrial, de hecho citó al presidente de ese entramado, el aceitero Miguel Acevedo.

Además de la confirmación del gobierno esta mañana se pronunció uno de los líderes de la CGT, el secretario del gremio de la Sanidad, Héctor Daer.

Pero Funes respondió: “Más allá de lo que diga la CGT: es imposible poder afrontar” el pago de los bonos. Y agregó “desde nuestra perspectiva nos toma de sorpresa porque está abierta la paritaria y en sintonía con Lo Russo señaló: “No estamos discutiendo si la aspiración es legítima. Los bonos no son pagables y la pyme no lo puede afrontar, es un tema serio porque estamos defendiendo empresa y empleo con lo que podemos”.

Lejos de toda posibilidad de acordar, la UIA asegura que directamente “no hemos tenido diálogo” con el gobierno nacional y avisó que si las autoridades resuelven sacar la medida por decreto la orden será “que los que pueden pagar paguen, pero mayoritariamente las pymes y economías regionales manifestaron una tremenda dificultad. Si hay mecanismos de compensación habrá que ver si hay efectividad de caja para hacerlo”, añadió Funes de Rioja.

Antes de la reunión con Fernández

La UIA por estas horas gestiona una reunión con el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández. Industriales consultados este lunes aseguraron que las gestiones están avanzadas si bien Fernández está llevando su agenda de reuniones con empresarios a discreción aprovechando la posición favorable que le granjeó el resultado de las PASO el 11 de agosto.  

En la previa de un posible encuentro existe una versión que indica que en caso de ganar Alberto Fernández va a proponer un acuerdo de precios y salarios por 180 días para parar ordenar la economía.

Pero Funes de Rioja, hombre de la industria alimenticia que interviene fuertemente en la formación de precios, adelantó que la posición de las empresas es contraria a los acuerdos de precios: “Si nos convoca el gobierno vamos a ir porque somos partidarios del diálogo y de los consensos básicos, pero tiene que ser en el marco de un programa de estabilización, un congelamiento de precios no resuelve nada”.

Y sumó en esa línea: “Lo urgente es un pacto de estabilización económica. Equilibrio fiscal, superávits gemelos, política exportadora para divisas, y una definición de metas inflacionarias. Eso tiene que ver con el gasto público y con  una baja de impuestos para que lleguen los productos más competitivos al consumidor y a la exportación. Lo demás es paliativo temporal pero no solución”, finalizó.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS