Las patronales del campo se dividen ante las nuevas medidas del gobierno

Las rebajas a las retenciones posicionó en veredas opuestas a la Sociedad Rural y al Consejo Agroindustrial Argentino. 

(Foto: AFP)
2 de octubre de 2020

Las medidas de rebajas temporales a la soja y otros productos primarios dividieron a la dirigencia ruralista. Mientras la Sociedad Rural se quejó porque querían más beneficios, desde el Consejo Agroindustrial Argentino ponderaron los anuncios de Martín Guzmán.

Daniel Pelegrina, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), fue el primero en salir a quejarse. “Esto es una tomada de pelo para el sector productor. Acá lo que no hay es confianza, hay una cantidad enorme de dólares en manos de los argentinos, pero lo que no hay es confianza para liquidarlos. Cuando el Gobierno quiere los dólares sale a buscarlos con este tipo de medidas, pero el campo no va a liquidar los granos", dijo el ruralista.

"El Gobierno con otros sectores seguramente es más generoso. Esto en el campo va a caer mal, en este momento es una señal contraproducente porque nosotros ya tuvimos un conflicto a principio de año cuando se anunció el aumento de las retenciones y se pidió un cese comercial de granos", sostuvo.

También podés leer: Una por una, las medidas anunciadas por Martín Guzmán para incentivar exportaciones y aumentar la oferta de dólares

En respuesta, José Martins, presidente de Bolsa de Cereales de Buenos Aires y vocero del Consejo Agroindustrial Argentino, consideró positivos los anuncios económicos. En declaraciones a El Destape Radio, Martins indicó: "Estamos trabajando a largo plazo. En la agroindustria hay una gran oportunidad de generar divisas, empleo y una corriente contramigratoria", por lo que "planteamos una baja de todos los impuestos que hay en la agroindustria e incentivos para nuevas inversiones. Tenemos dinero atrapado que tenemos que volcar a inversiones. Hay que generar confianza para que saquemos el dinero que tenemos ahorrado para que lo invirtamos".

Martins evitó pronunciarse sobre la postura de la Mesa de Enlace y aseguró que el Consejo busca ponerse por arriba de esas discusiones. "Si nos quedamos en los extremos y en que nada me gusta es muy difícil construir. La Mesa de Enlace sabrá cuáles son sus intereses", consideró.

El dirigente agropecuario pidió "mejorar la comunicación" y se refirió  al estado del sector. "En términos de liquidación de soja viene en línea con la historia, no está atrasado. El productor de soja prefiere quedarse con la mercadería hasta que tenga confianza. No está especulando hasta que suba del dólar", explicó y aseguró que la industria está trabajando al 50 o 60% de su capacidad, hay desesperación en la industria por comprar poroto de soja para poder moler".

Por su parte, el ex presidente de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, también tuvo una mirada optimista de los anuncios y criticó a la Mesa de Enlace, que integró durante el conflicto por las retenciones móviles en 2008. 

"La medida, en general, mira hacia la base social interna, intentando reactivar la construcción y el acceso al crédito. También se intenta no ir al dólar y estimular otro tipo de inversión financiera; también hay estímulo a la producción ganadera y a la producción sojera”, opinó.

Destacó que “los tres puntos no tienen un enorme impacto, pero hay una señal”. Además, agregó que “hay una asignación y un cumplimiento a 42 mil productores, es una segmentación. Entendiendo que no se puede tratar igual a los que son distintos”.

En la misma línea, Buzzi remarcó que “los reintegros para los pequeños productores son muy interesantes” y destacó que “las medidas le dan consistencia al plan económico. Dijeron un montón de gansadas, que todo iba a la deriva. Se estableció un proyecto de Presupuesto 2021 con índices de crecimiento que creo que se van a cristalizar”. “Argentina puede aprovechar la demanda y las medidas de ayer apuntan a eso”, contextualizó el dirigente.

Por otra parte, salió al cruce de la Mesa de Enlace y destacó que “la dirigencia agropecuaria actual me parece que está mirando otro canal, que está en otra sintonía”. Advirtió que “Alberto Fernández tomó nota de cómo hay que manejarse políticamente después del 2008” y lanzó que los actuales directivos del campo “tienen que dejar de hablar pavadas”.

“Lo que está haciendo el Consejo Agroindustrial es un lobby inteligente. Ellos manejan el día a día de la economía agroexportadora. Es un momento para vivos. Si la dirigencia actual de la Mesa de Enlace no entiende que tienen un lugar en la mesa para sentarse a proponer, creo que le están errando al vizcachazo como decimos en el campo”, concluyó.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual