Libre comercio: el gobierno quiere firmar ya pero los europeos se toman su tiempo

La UE escuchó los detalles de una nueva propuesta del Mercosur, que se compromete a desgravar el 90% del mercado.
12 de Diciembre de 2017

"Queremos rápido un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea. Si es acá en Buenos Aires, mejor, sino lo vamos a firmar en Brasilia", señaló el ministro de Producción, Francisco Cabrera, "optimista" pero sin descartar la chance que la foto que desea el gobierno tenga que esperar unos días más, hasta el 21 de diciembre, y resignarse a que el paisaje sea la capital del país vecino, principal economía del Mercosur.

Cabrera se pronunció en una conferencia de prensa que ofreció al margen del Foro Empresarial de la Cumbre de la OMC. Antes de que el ministro hablara, en los pasillos del CCK hablaron los empresarios, quienes destacaron la agenda de la cumbre pero no dejaron pasar que el acuerdo con el bloque europeo tiene puntos que siguen siendo objeto de duras negociaciones.

A las 11 los ministros del Mercosur se reunieron para discutir una nueva propuesta para la UE, una iniciativa que algunos definieron como "la recta final del acuerdo". En el cruce con los periodistas, Cabrera se definió "muy optimista" respecto de un entendimiento y afirmó que "no vemos una UE reticente".

Tras la reunión, el Canciller de Brasil, Aloysio Nunes, contó a la prensa que una de las propuestas es la desgravación del 90% del comercio con la UE y aclaró que la mayoría de los productos son de consumo masivo.

"Ahora estamos esperando una devolución de la UE para ver si podemos terminar con esta parte de la negociación que es la más difícil", dijo el funcionario vecino. Y agregó: "No sé si se firmará el 21 de diciembre en Brasil pero la intención es que el trabajo termine lo más pronto posible".

Nunes también destacó que en el último cruce con los europeos solo hubo una propuesta y que fue de los sudamericanos. Sobre la contraparte apenas dijo: "La UE garantizó que la va a estudiar con una visión muy positiva. Hace semanas atrás propusimos llegar al 90% de desgravación del comercio con la Unión Europea y faltaban algunos elementos. ¿Qué productos alcanza nuestra oferta? Se compran en el supermercado".

Entre los empresarios que participaron del foro en el CCK el titular de la Bolsa de Comercio, Adelmo Gabbi, manifestó a este medio su agrado con la cumbre de la OMC y su apoyo a un posible acuerdo con la Unión Europea que, consideró: "requerirá del consenso de todos los sectores".

También se mostró a gusto con las iniciativas el denominado Rey de la Soja, Gustavo Grobocopatel. En diálogo con Tiempo, afirmó: "Todo lo que atraiga la atención del mundo es positivo para la Argentina. Tenemos que tratar de ganar el mucho tiempo perdido en las últimas décadas. Que traigan inversiones. Arrancamos endeudándonos pero en el futuro sería bueno que el sector privado ponga la mayor parte del dinero".

Grobocopatel agregó: "Un acuerdo con la UE es clave. Europa es uno de los mercados mejor capacitados y más cercanos. Hace décadas que venimos negociando esto, si se atrasa una semana o dos no importa. Lo que importa es que hay una decisión política".

Los industriales volvieron a reconocer dudas. El vicepresidente de la UIA y hombre de la industria alimentaria, Daniel Funes de Rioja, incluso planteó la posibilidad de que el acuerdo con la UE se firme en Brasilia el 21 de diciembre. "No tenemos conclusiones pero sí expectativas y preocupación por algunos sectores puntuales", consignó el dirigente empresario en diálogo con la prensa. "Lo que queremos es una integración positiva, inteligente, con doble vía", añadió.

A su lado, el farmacéutico Alejandro Roemmers apuntó divergencias en relación con los requerimientos europeos sobre patentes, que les impedirían a las empresas argentinas registrar productos por cinco años. "Hay que prestarle atención a la letra chica del acuerdo porque no queremos que el consumidor termine sufriendo las consecuencias de un sobreprecio", planteó.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS