Llega al cine la historia de amor platónico de Victoria Ocampo que duró casi 30 años

La película Pensando en él revela la relación entre la mítica escritora y el poeta bengalí Rabindranath Tagore. La actriz Eleonora Wexler detalla pormenores de la historia que protagoniza.
26 de Agosto de 2018

Tuvieron que pasar muchas décadas para que la relación entre un poeta bengalí y Victoria Ocampo llegue a la pantalla grande para transformarse en una historia eterna. De eso y mucho más habla Pensando en él, una coproducción argentino-india filmada en 35mm. Ese factor técnico no constituye algo menor, ya que esta película podría constituirse en el último registro local de estas características.

El bengalí en cuestión es Rabindranath Tagore, quien recaló en la Argentina a comienzos del siglo pasado y fue hospedado por Ocampo, con quien vivió un extenso romance platónico. La película retrata esa historia, pero también propone un juego de temporalidades que pivotea entre el pasado y el presente, relatado de manera sagaz por Pablo César, el director del film, que incluye la presencia de Eleonora Wexler (Victoria Ocampo), Víctor Banerjee (el poeta bengalí Rabindranath Tagore) y Héctor Bardoni (Félix, el profesor que vive en el presente), entre otros.

"Finalmente estrenar en un contexto como en el que vivimos es importante. Me encantó participar de esta película, y al recordar todo lo que hicimos no puedo verlo de otra manera que de la mejor forma. A la propuesta que me ofrecieron para hacer esta película la viví como algo tierno. Hay un mensaje en todo lo que cuenta el film que tiene mucho de desafío. Es decir, hay una fusión entre el mundo de Occidente y Oriente que encuentra en la figura de los protagonistas algo que es más que significativo", afirma Eleonora Wexler.

La película que se estrenará este jueves en los cines locales comenzó a gestarse en 2016. "El guión me pareció hermoso, sobre todo por lo que tenía para contar, y eso es lo mejor que puede pasarle a un artista. Había mucho para transmitir y por eso me preparé para ese film", sostiene Wexler.

La construcción del personaje le demandó a Wexler un trabajo que le resultó enriquecedor: "Yo no conocía nada de la historia, así que me metí de lleno a indagar todo lo que pude. Si bien conocía bien a Victoria, tuve que investigar para conocer mucho más de ella y su contexto histórico. Me di cuenta de la potencia que tenía su vida, estamos hablando de una mujer fuerte y decidida. Y mirá en qué momento se viene a estrenar esta película, en relación a todo lo que estamos viviendo en términos de sociedad. Lo mismo me pasó cuando tuve que hacer de Evita para un especial de televisión. Para este proyecto visité Villa Ocampo y estudié inglés para poder hablarlo en forma decente (risas). Lo concreto es que no conocía tanto de Victoria como mujer, entonces comencé a descubrirla, viendo documentales y leyendo su historia. Eso es lo lindo de ser actriz, porque te permite investigar y conocer lo que podía interesarle a quien interpretás. Como periodista en la revista Sur fue como una anfitriona de un montón de periodistas del mundo. Pero en ese derrotero conoce a este bengalí que le cambió la cabeza", devela Wexler.

¿Será posible encontrar esas historias de amor del pasado en nuestros días? La tecnología seguro cambió los intercambios personales. "Tal cual. El correo electrónico no existía en esos días de cartas que tardaban muchos meses en llegar –puntualiza Wexler–. Ella era una mujer dura y así lo vivió. Tampoco había WhatsApp para comunicarse casi al instante. Sin embargo ellos siguieron en contacto con ese amor platónico desde 1914 hasta 1941. Hubo algo muy fuerte entre ellos que sólo se mantenía por carta. Y al pensarlo lo ves de esa manera  porque sólo de esa forma tomamos conciencia del amor en otras épocas. Se trata de ponernos a la altura de un registro y a la vez ejercitar acercarnos a un tiempo donde todo era más claro, más cálido y humano."  «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS