“Lo único que pido es un nuevo juicio porque soy inocente y me estoy comiendo una prisión perpetua”

Claudio Javier Vázquez Díaz está detenido hace 8 años por el asesinato de Diego González, un crimen asociado al robo del Banco Nación de Pilar. Acusa al fiscal Washington Palacios por armarle la causa. El autor del crimen fue condenado esta semana.

26 de septiembre de 2019

Diego González fue asesinado a los 22 años. El hecho ocurrió durante la madrugada del martes 14 de noviembre de 2010, cuando recibió 17 puñaladas que atravesaron la piel del cuello, la nuca y el pecho. Luego fue abandonado, aún con vida, en el interior de su Chevrolet Astra verde e incendiado en la esquina de Presidente Perón y Los Laureles de la localidad Manuel Alberti, en el partido bonaerense de Pilar.

Claudio Javier Vázquez Díaz, de 43 años, desde febrero de 2012 es uno de los condenados a prisión perpetua por el crimen. El Tribunal Oral Criminal Nº 2 de San Isidro también sentenció con la misma pena a Jésica Vanesa Acevedo y Diego González Cáceres. En los últimos días el TOC N°5 realizó un nuevo juicio y condenó a Gonzalo Javier Del Cuadro. Todos fueron considerados autores materiales del delito de homicidio premeditado con alevosía, por lo cual recibieron el mismo castigo.

Los investigadores asociaron el crimen con el robo a la sucursal del Banco Nación de Pilar, ubicada en la esquina de Rivadavia y Tucumán, ocurrido cinco meses antes. El golpe lo había dado la banda de Josué Rodríguez Coronel, alias "El Chilenito", de entonces 20 años, el único de los delincuentes que no pudo huir y que permaneció dentro de la sucursal durante cinco horas sujetando pistolas y convirtiendo a los clientes en rehenes. Todo fue transmitido en vivo por los móviles de la televisión que mantuvieron en vilo a toda la población.

Meses posteriores al robo del banco se realizaron nueve allanamientos en las localidades de Manuel Alberti y Del Viso. En uno de ellos murió Ezequiel Acevedo, alias "El Pelado", luego de resistir a tiros con una pistola calibre 45. 

Como venganza por su muerte luego mataron a González, según contó Jésica en el juicio, hermana de Acevedo luego condenada. “Lo seduje y después lo cité a mi casa. Ahí lo entregué con Del Cuadro para que lo asesinara y de este modo vengar la muerte de mi hermano. Porque sé que Diego González fue quien delató a la banda que robó el banco ante la Brigada. Además, él y sus hermanos roban autos y arreglan con la Policía. Vázquez Díaz es inocente”, declaró en el debate que se realizó en 2012.

Todos los procedimientos estuvieron dirigidos por el fiscal Carlos Washington Palacios. Vázquez Díaz denuncia que éste fiscal y el entonces jefe de la DDI Carlos Alberto Britez le armaron una causa. El detenido argumenta que lo hicieron porque él denunció a sus amigos policías por un doble crimen ocurrido en 2005 en Del Viso, el cual fue investigado y comprobado en juicio por el TOC N°2 de San Isidro en octubre de 2010. También acusó a un grupo de oficiales por distintos delitos, quienes fueron suspendidos y a otros les iniciaron sumarios administrativos.

“El fiscal Washington Palacios es el cabecilla de la corrupción en Pilar. Se cansó de armar causas por robo, crímenes y narcotráfico", asegura a Tiempo Vázquez Díaz desde la Unidad 41 dependiente del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) sobre el fiscal que saltó al centro de la escena mediática cuando investigó al prefecto que a mediados de 2013 entró a robar a la casa de Sergio Massa, líder del Frente Renovador. El fiscal hoy se encuentra suspendido, investigado por supuestas irregularidades en la causa, y enfrenta un proceso penal en su contra. 

"Lo único que pido es un nuevo juicio porque soy inocente. Tengo mucho para decirle a la Justicia, solo necesito que me escuchen y podrán chequear con facilidad todo lo que digo. Estuve preso 15 días por el robo al banco y me largaron porque no tuve nada que ver. Esa vez el juez federal de Campana me dijo que me cuidara porque me iban hacer una cama. Al poco tiempo me acusaron del crimen de González”, agrega. 

Gonzalo Del Cuadro fue condenado días atrás por el crimen a prisión perpetua. Tras las declaraciones que lo incriminaron en el juicio que se realizó en 2012 fue detenido y luego lo liberaron. Pero ante tantas irregularidades de la causa y la insistencia de Vázquez Díaz sobre su inocencia, lo apresaron nuevamente en la provincia de Córdoba. Ahora permanece preso en la Unidad 24 de Florencio Varela. Allí, un interno lo grabó en una extensa charla donde Del Cuadro confiesa –con lujos y detalles- ser el autor material del crimen de González.  

Tiempo Argentino tuvo acceso a los audios donde el imputado dice, entre muchas otras cosas: “No tengo la culpa de que él esté preso de garrón, los responsables de eso son los investigadores. Sí, yo lo maté, a mí no me queda otra que enfrentar lo que me toque”.  

A partir de estos audios, Vázquez vuelve a reclamar con vehemencia por su inocencia. "La primera vez que lo metieron en cana a Del Cuadro lo largaron porque sino se le caía el procedimiento que había hecho Washington Palacios. Ahora hicieron un nuevo juicio y lo condenaron a perpetua. Hasta la propia familia de la victima me dijo que saben que no tengo nada que ver en el crimen pero que igual me iba a pudrir en la cárcel por ser amigo de ellos. El pibe que grabó a Del Cuadro es un conocido mío, me estoy comiendo una prisión perpetua de onda, la Justicia tiene que mirar mi causa que está en La Casación”, sostiene.   

Existe un cúmulo de indicios que ponen en duda el protagonismo de éste detenido en los hechos acontecidos aquella madrugada de 2010, cuando se cometió el crimen de González. El TOC °2 de San Isidro dictó las tres primeras condenas en 2012, la única que no apeló a la sentencia fue Jésica, quien volvió a ratificar la inocencia de Vázquez Díaz. Sin embargo la Justicia se niega a realizar un nuevo juicio a Vázquez Díaz. Una copia de su causa es analizada por la Comisión Provincial por la Memoria.

“Todos saben que no tengo nada que ver en estos hechos pero lo real es que llevo 8 años y 6 meses preso injustamente. Juro decir la verdad. Las causas armadas son moneda corriente y es de público conocimiento. El fiscal Carlos Washington Palacios y el comisario Carlos Alberto Britez son los responsables de que yo esté en la cárcel. Ellos son consientes de que sé todos los entramados que tienen con la mafia, por eso me tienen acá. Agradezco aún estar con vida”, concluye Vázquez Díaz.  

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual