Los argentinos que buscarán su lugar en Qatar 2022, aunque fuera de su patria

En las Eliminatorias que comienzan este jueves habrá un gran aporte nacional más allá de las fronteras. Desde Berizzo, Alfaro y Gareca hasta jugadores que ya usaron la camiseta de la Selección.

(Foto: Pablo Barruti)
4 de octubre de 2020

En el avión privado de Lionel Messi y en el chárter que parte de Londres que contrató la AFA no entrarán todos los sueños argentinos que buscan estar presentes en el Mundial de Qatar 2022, en el largo camino de las Eliminatorias que comienzan el jueves. Además de Argentina, en cuatro de las nueve selecciones sudamericanas hay un buen número de futbolistas y entrenadores nacidos en el país que pondrán en marcha su ilusión mundialista, aunque no sea con su patria.

Que jugadores o técnicos representen a un país distinto al que nacieron no es nuevo. Ocurrió desde el comienzo de los Mundiales: desde los argentinos campeones del mundo con Italia en 1934 hasta la curiosa delantera de España en Chile 1962, con el porteño Alfredo Di Stéfano y el húngaro Ferenc Puskás. Con los años, la FIFA endureció sus reglas de elegibilidad para evitar situaciones de ese tipo. Aún hoy, por caso, se recuerda como uno de los mayores méritos de Julio Grondona en sus 35 años como presidente de la AFA el reaseguro de Lionel Messi con los colores celestes y blancos con un amistoso preparatorio para el Sudamericano Sub 20 de 2005 en la cancha de Argentinos. Dos semanas atrás, la FIFA volvió a modificar el reglamento: vuelve menos restrictivo el cambio de federación, aunque mantiene hasta un piso máximo de tres partidos oficiales y la prohibición de hacerlo si el jugador ya disputó un Mundial o un certamen continental de confederaciones, como una Copa América o una Eurocopa.

Alejandro “Kaku” Romero Gamarra, Andrés Cubas y Gastón Giménez cumplieron el sueño de cualquier pibe que juega a la pelota: usaron la camiseta de la Selección Argentina. Romero Gamarra y Cubas jugaron el Mundial Sub 20 de 2015, en Nueva Zelanda. Giménez, en tanto, apareció en la tercera convocatoria de Lionel Scaloni en su incipiente ciclo como entrenador de la Selección, en octubre de 2018. Sin embargo, este jueves, en Asunción ante Perú, pondrán en marcha la ilusión paraguaya de volver a un Mundial tras dos ediciones de ausencia. Estarán a las órdenes del entrenador Eduardo Berizzo, también argentino, presente como jugador de la Selección Argentina en la Copa América de 1997 y 1999. Entre los 12 equipos que componen la Primera División del fútbol paraguayo, juegan 34 futbolistas argentinos. Representan la mitad de los extranjeros de esa liga. La presencia criolla también se siente en los bancos de suplentes, con los técnicos Daniel Garnero (Olimpia), Gustavo Costas (Guaraní) y Mario Jara (12 de octubre), sin contar a Ramón Díaz (Libertad), que renunció diez días atrás.

El rival de Paraguay será el Perú de Ricardo Gareca, el argentino que se volvió intocable para los peruanos: los guió de vuelta a un Mundial después de 36 años. No sólo eso: Gareca obtuvo el tercer puesto en la Copa América de Chile 2015 y fue finalista en la del año pasado, en Brasil. Como delantero de la Selección Argentina, el Tigre Gareca marcó un gol histórico justo ante Perú: fue el que le dio la clasificación a México 1986, con todo lo que vino después para aquel equipo de Bilardo y Maradona. Gareca no es el único entrenador argentino con trabajo en el país andino: Ángel David Comizzo está a punto de ser campeón con Universitario y lo siguen de atrás Marcelo Grioni (Cienciano), Hector Bidoglio (San Martín de Porres), Gerardo Ameli (Ayacucho) y Carlos Ramacciotti (Garcilaso).

El camino a Qatar para Messi y Scaloni comenzará en La Bombonera, ante Ecuador. En el banco de suplentes visitante de la cancha de Boca se sentará Gustavo Alfaro, que conoce bien ese estadio. El rafaelino Alfaro es la cara visible de un proyecto a largo plazo que comienza Ecuador para volver a un Mundial después de 16 años, encabezado por el rosarino Gabriel Wainer como director deportivo de selecciones. En la Serie A de Ecuador, ocho de los 16 equipos tienen un DT argentino. Un peso significativo.

Chile también comenzará a caminar hacia el regreso mundialista, luego de perderse Rusia 2018. Y en la primera lista del técnico colombiano Reinaldo Rueda aparece el neuquino Gabriel Arias, arquero de Racing. Pese a que estaba en el radar, Thomas Rodríguez -hijo de Leo Rodríguez, campeón de Copa América 91 y 93 con Argentina, además de mundialista en Estados Unidos 94- finalmente no se metió en la convocatoria. Como le ocurrió en la Copa América de Brasil 2019, Arias será el arquero titular por la lesión de Claudio Bravo. Sus abuelos maternos viven en Temuco, también al sur del país, pero del otro lado de la Cordillera. El arquero contó que se aprendió el himno por una cuestión de respeto. La influencia argentina también se hace sentir en la Primera División de Chile: hay 68 futbolistas criollos. El más costoso de toda la liga, según Transfermarkt, es Nicolás Blandi.

El fútbol brasileño también parece abrir sus fronteras. Los dos equipos que mandan en el Brasileirão son dirigidos por argentinos: Atlético Mineiro, con Jorge Sampaoli, e Inter de Porto Alegre, con Eduardo Coudet. Pero imaginar una selección brasileña con argentinos resulta una locura, casi tanto como estas Eliminatorias en plena pandemia.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual