"Los argentinos tenemos que invertir en nuestro país"

El ministro de Turismo de Formosa, Ramiro Fernández Patri, propone "conocer de manera diferente" las localidades de la Argentina: "El turismo no es sólo hoteles de lujo".
4 de Octubre de 2016

En la Rural suena de fondo la música de los “Guauchos”, un grupo de rock folclórico formoseño, y Ramiro Fernández Patri, Ministro de Turismo de la provincia, aparece en escena en la 21° Feria Internacional de Turismo para explicar por qué creció tanto en los últimos años el turismo en Formosa. “Hasta hace muy poco era desconocida para el mundo turístico, pero comenzó a emerger porque es muy atractiva. Ayudaron que las políticas fueron muy inclusivas y que se desarrolló más el potencial”, explica Fernández Patri.

-¿Qué actividades puede realizar el turista en Formosa?

-Tenemos muchos ríos, lagunas y para el verano tenemos actividades náuticas y tradicionales como la Pesca Nacional de la Corvina, que va del 10 al 12 de febrero. Allí se conjuga todo el Litoral más el Paraguay en la localidad de Herradura a practicar la pesca. Tenemos el parque nacional Río Pilcomayo en Laguna Blanca, donde se puede estar en contacto con la naturaleza y se puede observar el avistaje de aves, ya que en Formosa están 550 de las 1000 aves del país. Se pueden realizar cabalgatas y conocer todo sobre las culturas aborígenes.

-¿Hay más turistas que llegan desde Buenos Aires?

-Muchos más, porque hemos avanzado mucho en cuanto a la conectividad aérea. Ahora hay dos vuelos por día y las rutas están asfaltadas. Mejoramos la oferta turística y el turista receptivo vuelve a tener fuerza. Los argentinos tenemos que invertir en nuestro país y conocerlo de manera diferente: el turismo no es sólo hoteles de lujo cinco estrellas, también existe el contacto con la naturaleza y conocer cosas autóctonas de las provincias como la gastronomía. Se van a sorprender por la paz que tiene Formosa, por la tranquilidad de ver a los animales en su lugar habitual y no en un zoológico. Buscamos promocionar lo que es Formosa en todos sus aspectos: su naturaleza, su belleza y la calidez del formoseño.

-¿Cambió mucho la difusión del turismo en Formosa en los últimos años?

-Todavía falta un poco más de difusión y de promoción, pero en los últimos años hemos vivido una transformación. Comenzamos el año pasado con la campaña “Formosa-Hermosa” y a partir del 2016 armamos una estrategia de comunicar qué se puede hacer en Formosa. Es novedoso, es algo distinto, porque el común de la gente lo desconoce. Quizás viajan sin tantas expectativas, por eso enseguida las superan cuando la ven ordenada, limpia, que avanzó en infraestructura y que está desarrollando. En los últimos 12 años el Gobierno apoyó la provincia y Gildo Insfrán la transformó: pasó de ser una de las más pobres a una que tiene diversidad productiva muy grande.

-¿En qué se vio el cambio en turismo?

-Antes Formosa era una provincia que sólo producía algodón. Hoy tiene más de 40 productos de la economía primaria, se está industrializando, tiene un polo científico tecnológico y los jóvenes tienen una universidad provincial como el Instituto Universitario de Laguna Blanca, que hace que los jóvenes no emigren y que se quedan. El turismo es la mejor forma de mostrar lo que hacemos en nuestra provincia que es modelo en el manejo del ambiente, que cuenta con una ley integral que ha hecho que nuestro ambiente se mantenga natural.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS