Los bonistas tienen plazo hasta el 5 de febrero para aceptar la postergación de la deuda

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, afirmó que esa será la última oportunidad en el esquema de aceptación de modificar los vencimientos de pago de la deuda.

24 de Enero de 2020

El declaraciones a radio La Red desde Israel, Kicillof aseguró que las conversaciones que mantiene su administración con los acreedores del bono BP21 se dan “en buenos términos”, y puso en duda que algunos bonistas hayan manifestado que el Poder Ejecutivo les “cantó retruco con un 4 de copas”, como trascendió.

El mandatario bonaerense precisó que algunos bonistas “pidieron un plazo mayor”, y que “otros ya aceptaron la oferta, pero quieren seguir las conversaciones porque piden determinadas precisiones”, destacando además que la negociación se da “en buenos términos”.

“Es un bono cuya propiedad está bastante dispersa. Aparentemente, el fondo que más tenencia tiene es un 16%. Entonces, está muy atomizado y las cláusulas de estos bonos dicen que para que la aceptación se haga general, necesitás una aprobación del 75%”, continuó.

Kicillof explicó que el día 5 de febrero “sería la última la última oportunidad en el esquema de aceptación de esto, o sino ya estamos cerca del vencimiento”.

Insistió en que “ha sido un espanto como endeudaron a la Nación y a la Provincia en cuatro años”, y expuso que “los acreedores internacionales que tomaron toda esta deuda conocen” esa situación, y que apenas asumió los llamó “para que hicieran propuestas y buscarle una solución consensuada y constructiva”.

El gobernador subrayó que la proposición de posponer el vencimiento previsto para pasado mañana al 1° de mayo, responde a que en ese mes “van a estar las cosas un poco más claras con respecto al diálogo que está llevando adelante la Nación”.

Reiteró que no se le propuso “una quita” a los bonistas, sino que simplemente les requirieron “posponer el pago porque es un pago capital muy grande que cae en enero”, y que los recursos de la caja de la Provincia “no alcanzan para afrontar ese vencimiento”.

“Hoy no tenemos los recursos”, manifestó, y destacó que “los acreedores lo saben, no lo discuten, es algo evidente”.

Aclaró que tras este vencimiento “siguen otros de 3.000 millones de dólares” y aseguró que la ex gobernadora María Eugenia Vidal en cuatro años “tuvo vencimientos por 4.500 y nosotros en cuatro años vamos a tener por 8.800” millones, por lo que analizó que “está mal diseñada la deuda de la Provincia”.

Además, se refirió a la supuesta manifestación de un grupo de bonistas que, de acuerdo con algunos medios, dijeron que el gobierno bonaerense “nos cantaron retruco con un 4 de copas”.

“Eso está entre comillas, pero parece ser un off. No parece una expresión de un bonista de Wall Street”, analizó Kicillof, y agregó: “el Ministerio de Economía está hablando con los acreedores, con los dueños de los bonos y de ninguna manera en esos términos”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS